Make your own free website on Tripod.com

Lucha de los trabajadores contratistas de Codelco:
Mucho más que un bono de $500.000

La lucha es por un trato laboral justo: a igual carga de trabajos, igual sueldo

La mañana del día viernes 06 de enero se encontraban reunidos en la plaza "Los Héroes" de Rancagua una pequeña parte (1.000 aprox.) de todos los trabajadores subcontratistas de la división El Teniente de Codelco que están movilizados en una huelga legal en demanda de un trato laboral justo, lo que implica a igual trabajo con los trabajadores de planta, igual salario; terminar con la subcontratación volver a ser trabajadores de Codelco; que se acaben las prácticas antisindicales; y que se les dé, no importa el nombre, un bono de $500.000.

En el ambiente se percibía un ánimo de lucha y la moral alta. Al medio día se reunieron los dirigentes que en ese momento se encontraban en la plaza y media hora más tarde informaron a sus dirigidos: "nos declaramos en estado de alerta, y ahora debemos esperar y tener paciencia a la espera de los resultados de la reunión que se efectuará en Santiago". Junto con esto, se declaraba la plaza 'zona seca' y un espacio de lucha y organización y no de descanso ni vacaciones. "Cualquier persona que tome alcohol en la plaza será considerado un infiltrado", medida que fue aplaudida por los trabajadores.

La reunión de ese viernes entre sus dirigentes nacionales y representantes de Codelco y del gobierno no tuvo los resultados esperados y los trabajadores siguen movilizados.

"Nueva Democracia" tuvo la oportunidad de entrevistar ese mismo viernes 06 al Secretario del Sindicato Interempresa de Codelco, SITECO, Jorge Peña, encargado de conflicto y ahora el conductor de la división El Teniente. Estos son algunos de los aspectos que conversamos con él:

ND: Por los medios de comunicación se sostiene que son 28.000 los trabajadores contratistas, ¿es verídica esta cifra?
JP: Si, ya que laboran para cuatro divisiones de Codelco, porque El Salvador no adhirió a la actual movilización. En luchas anteriores siempre estuvo presente, pero en esta ocasión no hubo posibilidad de contactarse con los dirigentes sindicales, ni ellos se han contactado con nosotros.
ND: ¿Cuáles son las organizaciones que agrupan a los trabajadores?
JP: El año 2003, en el que estuvimos todo el año peleando y luchando por el bono, hora extras y el pago del 'cambio de vestuario', había un solo sindicato inter-empresa SITECO y que agrupaba a 5.000 trabajadores, y el resto eran sindicatos de 200 y 300 trabajadores, en total eran como siete. Después de ese gran conflicto Codelco toma la decisión de crear otros sindicatos paralelos y otra federación paralela a las nuestras y que son los llamados federación y sindicatos 'amarillos' que responden a los intereses de Codelco, no tienen ninguna representatividad y están deslegitimados por los trabajadores. Ahora los que nos volvemos a juntar, que son una serie de sindicatos de empresa que han surgido, y el resto, sindicatos que siempre hemos estado reacios a ser dóciles a Codelco y al sistema. Somos sindicatos de clase, con una conciencia de clase, y que estamos juntos obviamente con diferencias ideológicas, políticas, pero nos juntamos para salir adelante con este tema, para buscar la forma de poner en el centro del debate no el tema del bono, sino el tema de la subcontratación.
El tema de la subcontratación al interior de Codelco ha colapsado, y todos tenemos la seguridad de que esto se va a transformar en una serie de protestas que van a llevar a una acumulación de fuerza tal, que los trabajadores van a tener la posibilidad clara de terminar con este sistema excluyente, discriminatorio, y conseguir ojalá, …no creemos que muy cerca, pero conseguir que los trabajadores contratistas vuelvan a la planta. Y te digo 'vuelvan', porque hasta el año '79, en la división El Teniente de Codelco trabajaban 12.000 personas. En la actualidad siendo los mismos 12.000 trabajadores, 8.500 son contratistas, los cuales pasaron a ganar cinco veces menos que los restantes de planta, se les arrebató la indemnización por años de servicios, los viejos dejaron de tener derecho a vacaciones. Entonces por eso se dice que vuelvan a la planta. No se está pidiendo una cuestión que no sea posible o que no haya existido nunca, sino que los viejos vuelvan a ser de la planta, que vuelvan a Codelco.
Entonces yo creo que todo esto se está transformando en un proceso de acumulación de fuerza, de concientización para ya terminar este conflicto e irnos preparando para cosas mayores. Todos los dirigentes sindicales que participamos en este movimiento, no esperábamos esta respuesta, esta convocatoria.
ND: ¿Cuántos trabajadores agrupa los sindicatos de empresa?
JP: En la división El Teniente los sindicatos de empresa agrupan alrededor de 1.000 trabajadores, y el sindicato interempresa SITECO, que es el histórico, cerca de 4.000. De los trabajadores contratistas que trabajan para Codelco en las cinco divisiones un 40 a 48 por ciento son sindicalizados, el resto no lo está, o lo está por obligación en los sindicatos 'amarillos'. Nosotros sufrimos una baja en nuestros socios porque Codelco obliga a estas empresas contratistas a formar estos sindicatos, y como los viejos trabajan por obra o faena, cuando termina una obra, el viejo tiene que firmar el finiquito por esa obra, y para ser contratado para la próxima obra, tiene que firmar el finiquito, la carta de renuncia al sindicato SITECO, la carta de incorporación al sindicato de empresa y el nuevo contrato.
ND: Esto es algo parecido al régimen laboral de los trabajadores temporeros.
JP: El mismo.
ND: con toda las pérdidas de garantías, de beneficios…
JP: Mira, Codelco no asegura ni ha asegurado nunca que a los trabajadores subcontratados se les pague los años de servicio, que los trabajadores tengan derechos a las vacaciones, y ni si quiera que las empresas contratistas paguen sueldos. Muchas veces Codelco se ha tenido que hacer cargo de los sueldos de trabajadores contratistas porque las empresas no pueden.
ND: En este sentido, hay antecedentes entonces para pedir el bono de $500.000.
JP: Si, muchos.
ND: De hecho Jorquera en la televisión hablaba de que antes Codelco ya había pagado un bono a los trabajadores contratistas.
JP: El año 2003 se entregaron tres bonos. Uno fue por "cambio de vestuarios", que fue mucho más tirado de las mechas que el que se pide ahora. Me explico: el 2003, aunque siempre lo supimos, pero legalmente descubrimos la vía [de hacerlo exigible]… de que el trabajador contratista está a disposición de la empresa y está trabajando desde el momento que "se cambia ropa" en la sala de cambio, es decir, se saca la ropa de calle y se pone el overol, el casco y la lámpara. De ahí a la mina, a su puesto de trabajo, hay una hora a la entrada y otra hora a la salida.
ND: Todo esto ya es parte de la jornada laboral.
JP: Sí, entonces estas dos horas nunca se estuvieron pagando, y esas dos horas nosotros las reclamamos como impagas, por lo tanto demandamos el pago, pero el pago lo tenían que hacer las empresas contratistas, y fue tal la presión, las movilizaciones, estuvimos todo el 2003 movilizándonos, nos tomamos cuatro veces el mineral, que Codelco se metió la mano a los bolsillos, y platas que debieron haber pagado, según ellos, las empresas contratistas, las pagó Codelco. Entonces, este tema del bono, que se plantea en un inicio por el alza del precio del cobre, es mucho más sano y mucho más legítimo que lo anterior que ya se dio. Entonces ya existen precedentes, ya existen cuestiones que vinculan a los trabajadores contratistas con Codelco. El tema de las quiebra es otro ejemplo: aquí han quebrado en el último tiempo dos a tres empresas, y es Codelco el que se ha hecho cargo de todos los pagos de sueldos, finiquitos, Por lo cual Codelco tiene una responsabilidad subsidiaria con los trabajadores subcontratistas.
ND: En relación a los sueldos ¿Cómo es la relación entre los contratistas y los de planta?
JP: El trabajador de planta recibe un sueldo base similar al trabajador contratista, pero con todos los beneficios y los bonos, el trabajador de planta que menos gana en Codelco recibe $1.200.000, y el trabajador contratista lo que más gana siendo minero es $350.000.
ND: Según la prensa oficial, los supervisores de planta recibieron un bono de $2.600.000 y los otros trabajadores de planta un bono de $1.600.000.
JP: Sólo los de 'Rol A', que son los supervisores, recibieron un bono de $1.600.000 y los de 'Rol B', es decir, los trabajadores más de 'riña', no sabemos. Hubo dirigentes que sí comunicaron eso a la prensa y lo divulgaron, pero la verdad es que no tenemos la certeza si los 'rol B' recibieron un millón y algo de pesos. Entonces sería irresponsable asegurar algo así, por que nos estaríamos metiendo en la orgánica de los sindicatos de Codelco, y entregando una información que podría ser falsa. Ahí falta un poquito más de investigación.
ND: Con respecto a las labores y responsabilidades que deben desempeñar los contratistas y los de planta, ¿existe diferencias muy notorias entre ellos?
JP: Desde el 2003 a la fecha hay trece trabajadores contratistas muertos por accidentes laborales completamente evitables, y la mayoría es por inhalación de gases. Los trabajadores contratistas laboran en las áreas más riesgosas, es decir, donde el cerro está más malo, donde esta más proclive a un derrumbe. Y lo otro es que en las 'quemadas' cuando se hace uso de explosivos para botar el cerro, después del uso de explosivos, el procedimiento dice que al menos después de 10 horas puede volver a entrar un trabajador, esto para que la mina se alcance a ventilar. Resulta que esto se hace con los trabajadores de planta, pero para el trabajador contratista, cuando hay una 'quemada', al cabo de media o una hora tiene que estar dispuesto a seguir 'riñendo', que es lo que normalmente se llama 'ir a lavar la marina', que es regar toda la roca molida, y ahí es donde se producen las inhalaciones de gases, y los trabajadores no tienen posibilidades de salir del túnel porque a veces están 350 metros adentro.
Hay una señora que es ingeniero residente, Edith Cobos, que fue responsable de tres muertes de trabajadores contratistas mineros por estas mismas causas y el año pasado fue responsable de dos muertes; y por qué te digo esto, porque esta señora está acostumbrada a implementar un ritmo que es inhumano, es decir, el viejo quema y a la media hora tiene que estar en el mismo túnel lleno de gases, no se cumple con el procedimiento de entrar, verificar el nivel de gases, etc.
ND: ¿Qué otro tipo de labores realizan las empresas contratistas?
JP: De todo, mineros, constructoras consultoras, empresas de aseo, empresas de casino, lavanderías. Hay empresas contratistas que tienen cinco trabajadores y hay empresas que tienen 1500 trabajadores.
ND: Los empresarios contratistas ¿han manifestados alguna reivindicación con respecto a Codelco?, y con respecto a las movilizaciones, ¿cuáles han sido su postura?.
JP: Los contratistas de obra, que son las mineras, son trasnacionales (como alemanes, franceses), y otras son grandes consorcios chilenos. El resto de las empresas de servicios, que son más bien regionales, en todas, hay gente de la concertación metidos ahí, y también ex 'rol A' de Codelco, es decir, ex supervisores que ahora están de empresarios. Incluso, los dos últimas que quebraron eran de ex jefes de Codelco.
ND: La movilización hasta el momento, ha perjudicado la productividad o las labores normales de Codelco.
JP: La productividad aquí en la división El Teniente sí. Pero esta huelga, las marchas y los movimientos que hemos hecho han aportado al aumento del precio del cobre. Hace tres, cuatro días estaba a dos dólares ocho y ayer apareció a dos dólares doce, y eso es por la preocupación de las bolsas de que el conflicto se extienda y que pueda perjudicar efectivamente o mayormente la productividad de Codelco.
Codelco está trabajando, pero lo está haciendo a un 40%, y los trabajadores de Codelco ya están yendo a los sindicatos a reclamar, porque sin los contratistas que hacen la mantención de la maquinaria y de todo, no pueden trabajar. Ellos dicen que están trabajando como siempre, que la productividad está al cien por ciento, pero eso es mentira. Es cuestión de ir a preguntar a los sindicatos de Codelco como está la productividad.
ND: ¿Cómo ha estado el apoyo de la gente en general?
JP: Hasta ahora tenemos la intención clara de apoyo de siete juntas de vecinos de sectores populares. Incluso ya en una junta de vecinos que es de una población súper popular, la Vicuña Mackenna, se hizo ya una asamblea y se tomó la determinación de apoyar a los trabajadores contratistas, porque carabineros tuvo la mala ocurrencia de meterse a esa población a reprimir trabajadores. Entonces, a raíz de eso se convocó a una asamblea en la junta de vecinos y decidieron apoyar en los mismos horarios, es decir, si el trabajador contratista sale a las 5 de la mañana, gente de la junta de vecinos salen a las 5 de la mañana también a pelear junto con el viejo, a hacer barricadas, a impedir que los buses pasen con viejos. También tenemos el apoyo de un sindicato de trabajadores de 'Súper Pollo', donde también hay subcontratistas, que estarían por marchar el lunes, no asistir al trabajo y marchar a la hora de entrada desde Rosario hacia la plaza de Rancagua en señal de apoyo. Es un sindicato que cuenta más o menos con 300 trabajadores, y estarían por no volver ese día al trabajo. También hemos recibido apoyo de las juventudes comunistas que se plegaron a una de las primeras marchas de los trabajadores y el partido comunista nos ha colaborados con asesores, con dirigentes, con la misma gente del partido apoyando ollas comunes, en el control de los curaditos y los infiltrados. Y ahora último, cuando el conflicto empezó a agudizarse más, una fracción trotskista de Santiago, los "clase contra clase". Pero ellos andan más como cubriendo la noticia. Entonces la cosa va bien.
ND: ¿Y la CUT ha apoyado?
JP: A nivel provincial costó un poco que se metiera porque hay compromisos políticos y son dirigentes concertacionistas. Y a nivel nacional igual, porque Martínez es socialista, pero no le quedó otra que apoyar. Si este tema hubiera sido sólo de la división El Teniente, Arturo Martínez como presidente de la CUT no se hubiera metido, pero como fue nacional no le quedó otra que intervenir y de alguna manera apoyar el conflicto. Pero yo creo que la participación es tibia porque desde el primer momento este movimiento planteó 'voto nulo' si no hay respuesta, entonces como él es concertacionista no puede apoyar mucho a un movimiento que llama a votar nulo si no hay respuestas claras y satisfactorias a sus planteamientos.
ND: Hay una respuesta que se está esperando de Santiago a partir de la reunión que sostienen sus dirigentes nacionales con representantes de gobierno y de Codelco. ¿Qué es lo que se viene ahora?
JP: Hay algunos dirigentes que están esperanzados en la reunión de hoy día. Otros que nos estamos preparando para iniciar algo mayor a partir del lunes (9 de enero).
ND: ¿Sea cual sea la respuesta?
JP: Si la respuesta es que la próxima semana se firma el documento [de acuerdo], y que la misma semana se paga los quinientos mil pesos a cada trabajador, y si la respuesta es que se reincorporan todos los dirigentes y delegados sindicales despedidos y que se pone fin a todas las prácticas antisindicales dentro de la división El Teniente, si esta es la respuesta estamos por firmar. Ahora el problema es de ellos. Yo no concibo una negociación cuando es el trabajador el que tiene que entregar derechos. Es como pedir una mediación en la inspección, resulta que yo trabajé cinco años y me deben dos millones de pesos, pero la inspección me cita a una mediación para que yo no reciba esos dos millones sino que me conforme sólo con un millón siete, entonces por qué una mediación tiene que ser siempre el trabajador entregando, y por qué no puede ser la mediación que si la empresa me debe dos millones, que me pague dos millones y medio. Las mediaciones no tienen ningún sentido porque son siempre conciliadoras y el trabajador tiene que estar dispuesto a perder algo. Si me deben dos, por qué con la mediación tengo que conformarme con un millón siete. Los viejos están en esa parada: si no son los 500 mil pesos y lo otro que está planteado, no van a quedar contentos.
ND: Entonces es muy posible que siga la movilización la próxima semana.
JP: Sí. Denante me llamaban de Calama y se están preparando para el lunes. Ellos están desilusionados como dirigentes, y muchas veces nos han pedido disculpas porque no han podido sumarse de la manera que ellos quisieran. Pero están esperanzados de que el lunes sí esperan participar en buena forma y que nos tienen una sorpresa preparada.
ND: ¿Cómo ha estado el manejo y la transparencia de los dirigentes sindicales?
JP: Los que estamos en esta "Coordinadora de Trabajadores Contratistas" siempre hemos demostrado una posición transparente. Pretendemos que esta coordinadora sea la zonal de los trabajadores contratista de la división El Teniente y proyectarla. Todas las cosas que resuelve esta coordinadora es producto de la decisión de los viejos, obviamente bien informada, conducida y dirigida. Pero no se firma nada sin la aprobación de los viejos, y cuando se están entregando las últimas ofertas tomamos la determinación de que en esas asambleas pueda haber discrepancias entre los dirigentes.
¿Por qué todos los viejos nos creen y desde el primer día de huelga tuvimos el apoyo de siete mil trabajadores de los ocho mil que trabajan acá?, es porque la transparencia y el sentido de clase que tiene esta organización es fuerte. Muchas asambleas han sido educadoras, concientizadoras y de clase. Siempre hemos reconocido que somos una organización sindical clasista. Y clarito el tema ideológico, al viejo no se le oculta nada, no se zigzaguea, porque el viejo agradece mucho la honestidad