Make your own free website on Tripod.com

Estudiantes de Paine se movilizan:
La lucha contra los abusos y arbitrariedades en la educación
(Comunicado de la Federación Secundaria de Paine)

Desde un tiempo a esta parte, los estudiantes secundarios se han estado movilizando y luchando por distintas razones. Por el pase escolar, por la rebaja o gratuidad del pasaje escolar, por la PSU. Pero también se han estado movilizando contra la intolerancia y arbitrariedad de las direcciones de los colegios. Como por ejemplo, en los casos en que se han suspendido licenciaturas, se expulsa a profesores que despiertan amplia simpatía en los estudiantes, se expulsan a estudiantes embarazadas, etc. etc. Esta situación de abuso se vivió en algunos colegios de Paine que independientemente unos de otros se han estado movilizando. Como parte de la lucha general de los estudiantes secundarios por defender el derecho a la educación incluimos un resumen extractado de un comunicado de la Federación de Estudiantes Secundarios de Paine donde se relatan los mencionados hechos.

En el Centro Educacional Enrique Bernstein Carabantes se han producido dos movilizaciones parciales. Una sucedida el 26 de agosto del 2004, cuando estudiantes del tercer y cuarto año de enseñanza media del área Humanista Científico (HC) protestaron durante el acto cívico por las constantes discriminaciones y menoscabo que sufrían por parte de la dirección del colegio. Lograron una reunión y se acordaron medidas para mejorar esa situación. El 30 de Septiembre del 2005, los estudiantes de los cuartos medios descontentos por las medidas arbitrarias adoptadas por la dirección en torno a la organización de su despedida protestan paralizando las clases y no entrando al colegio. Con esta medida de presión consiguieron participar y mejorar la organización del evento en cuestión.

En el Colegio Moderno de Paine la directiva fue arbitrariamente suspendida por la dirección del Colegio. El 13 de octubre el centro de alumnos reclama el dinero que se les adeudaba por parte de la directora Sonia Castillo Díaz. Este dinero que formaba parte de los fondos de los alumnos había sido utilizado por ella para la celebración del día del profesor bajo el acuerdo de su posterior devolución pero la directora se negó a ello. Luego se conversa con Rafael Chavarría, profesor asesor, quien se cuadra con la directora, justificándola. Tras estas gestiones los dirigentes estudiantiles sostienen una reunión con el sostenedor quien cancela la deuda. Cuando la directiva estudiantil sale de la oficina del sostenedor se encuentran con un paro espontáneo de sus compañeros que se encontraban a las expectativas. La directora y el profesor asesor creyendo que había sido preparado con anticipación, acusaron al CCAA por la alteración del normal desarrollo de clases. El día 17 del mismo mes la dirección del colegio entrega una carta a la directiva del centro de alumnos que señala lo siguiente: "Se suspende del cargo a todos los miembros de la directiva del centro de alumnos, a contar del día 18 de Octubre hasta el 04 de Noviembre del año 2005, de acuerdo a lo señalado en los artículos 45 y 46 del Estatuto correspondiente". "Lo que informo a ustedes, para su conocimiento y estricto cumplimiento".

En el Colegio Santa María, colegio que pertenece a la Corporación Educacional Sociedad Nacional de Agricultura dependiente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) el 27 de octubre del 2005 fue despedido el profesor Héctor Lillo, lo que generó entre sus alumnos una vez enterados de la noticia un descontento generalizado. El centro de alumnos le consulta a la directora (Ana María Sánchez García-Huidobro) sobre la situación, quien despóticamente se niega a darles una explicación. Luego de esta "conversación" se llamó a una asamblea del segundo ciclo y se convoca a un paro el que se hizo efectivo a partir del siguiente día protestando en el frontis del colegio. Una nueva reunión con la directora donde esta trata de explicarles insatisfactoriamente la medida adoptada con el profesor. Durante el mismo día la dirección cita a los dirigentes del CCAA a una reunión con directivos de la Corporación educacional dueños del colegio y les pide que se reintegren a clases. Desconformes con las explicaciones mantienen el paro y las demandas se radicalizan. El 29 se dirigen junto a los representantes de los apoderados (a esas alturas de la movilización sumados a los estudiantes) a la sede de la Corporación en Santiago a exigir el despido de la dirección del colegio. El 2 de noviembre se reintegran a clases, pero las negociaciones siguen. Nuevamente el 7, 8 y 9 de noviembre se retoma el paro y el 9 se hace una reunión entre representantes de los apoderados, estudiantes, docentes y de la dirección de la Corporación. Fue una asamblea con cerca de 300 personas.

Los problemas particulares y específicos por los cuales se movilizan los secundarios de aquí o de allá, hablan de una situación general que afecta al estudiantado popular. Las leyes y decretos; los programas educacionales tienen un mismo origen: un Estado burgués que no satisface las demandas del pueblo y a su vez se comporta autocráticamente criminalizando incluso la justa lucha de los estudiantes. Después de más de 16 años de gobierno de la Concertación, que en lo fundamental es la continuación entre otras cuestiones, del proyecto educacional que implantó la Junta Militar Fascista, se puede hablar de un fracaso absoluto de la educación en Chile. Los hechos son contundentes al respecto: no hay equidad. Existe educación de excelencia para ricos y educación mala para la inmensa mayoría de estudiantes pobres. La dictadura militar y ahora la Concertación actuaron en consonancia con los planes imperialistas yanquis para América Latina. Las ayudas financieras (prestamos) del BID o el Banco Mundial (organismos al servicio del imperialismo yanqui) al Ministerio de Educación se entregan a condición de aplicar determinadas orientaciones entregadas por esas instituciones extranjeras. El fracaso educacional es parte de la situación de sometimiento al imperialismo, es consustancial a nuestra condición semi-colonial respecto al imperialismo yanqui. Los estudiantes deben impulsar sus luchas como parte de la necesaria lucha del pueblo contra sus principales enemigos. La lucha estudiantil puede terminar siendo estéril si no es una decidida lucha anti-imperialista.

Es necesario que todos los estudiantes populares se unan, se organicen y movilicen a la lucha, como lo están haciendo en Paine con la Federación, pero para enfrentar a un enemigo común. Circunstancialmente puede haber situaciones particulares. Sin embargo, la arbitrariedad en la expulsión de un profesor es un problema que está presente en todo Chile. Es un problema general que demanda dejar a un lado las luchas aisladas.

¡POR LA UNIDAD DE LOS ESTUDIANTES SECUNDARIOS POPULARES!
¡A TRANSFORMAR LA LUCHA CONTRA LA ARBITRARIEDAD Y EL ABUSO EN UNA DECIDIDA LUCHA ANTI-IMPERIALISTA!

Entrevistadel 31 de octubre a la presidenta del Centro de Alumnos del Colegio Santa María

¿Cómo se genera la movilización?
La movilización se genera porque el descontento de los alumnos es generalizado respecto de la administración del colegio y que todo esto es desencadenado por el despido de don Héctor Lillo que es Inspector y Profesor de Matemáticas del colegio.
La movilización está apoyada por los papás y alumnos del colegio y tiene como fin el que la directora y la dirección del colegio sean cambiadas.
¿Dentro del petitorio que más están pidiendo?
Que las normas de Codesser -la Corporación a la cual pertenece el colegio- sean claras y que se informe constantemente a la gente acerca de lo que ellos proponen como objetivo y regla dentro de la corporación para que no hayan malos entendidos ni generen poca transparencia dentro de las decisiones tomadas.
¿Siempre se maneja autoritariamente la Dirección?
Siempre se ha manejado autoritariamente, no es primera vez que nosotros sabemos de casos de despidos de profesores sin motivo, que son profesores buenos y que la dirección tome la decisión de echarlos sin consultarle a nadie
¿Cuántos días llevan de movilización?
Dos días y pensamos volver a clases los días miércoles y jueves (2 y 3 de noviembre) y el día 4 antes de las 10 de la mañana esperamos respuesta de la gente de Codesser, de lo contrario no entramos a clases si no hay respuesta satisfactoria.
¿Qué otras medidas han considerado en su movilización?
Continuar y volver a paralizarnos y si es necesario no entrar a clases en lo que resta del año si es que nuestras demandas no son escuchadas.
¿Han considerado una medida de fuerza, de forma ascendente como las que se dan en Santiago?
Hasta ahora no hemos pensado en medidas más fuertes porque queremos agotar los últimos recursos pacíficos y continuar con el diálogo que tenemos para llegar a una solución que nos acomode a todos, pero de ser necesario vamos a llegar hasta las últimas consecuencias.
¿Cuánto tiempo están dispuestos a esperar para sobrepasar las medidas pacíficas?
Como dije, el viernes antes de las 10 de la mañana si la gente de Codesser no llega nosotros volvemos a paralizarnos y ahí entraríamos un par de días más hasta el martes yo creo y si no ya ahí empezaríamos a tomar medidas de otro carácter, no tan pacífico.

Consultados respecto a si mantenían alguna coordinación o apoyo práctico respecto de las movilizaciones secundarias de Santiago dijeron que no. Que simpatizaban con dichas movilizaciones pero no veían puntos comunes. No obstante esto, están participando de una Federación de Estudiantes de Paine que está coordinando sus demandas.