Make your own free website on Tripod.com

Soinsa: una más de las luchas del pueblo

"Soinsa, Soinsa, Soinsa no es el dueño, Soinsa es el obrero que lucha por su sueldo" se escuchaba entre las calles de la pobla El Cortijo. Se trataba de una marcha que hacían los trabajadores de la empresa Soinsa masificando su problemática y solicitando la ayuda de los pobladores para una lucha que no se veía nada fácil. Les acompañaban jóvenes pobladores con tambores. Un dirigente sindical a través de un megáfono denunciaba la brutal golpiza que les propinó carabineros a la vez que llamaba a la solidaridad del pueblo.

Soinsa es una empresa dedicada a fabricar y prestar andamios y otros materiales para la construcción. Pertenece al pulpo Alberto Velasco que a costa de la explotación de sus trabajadores tiene una 'hermosa' casa en La Dehesa y propiedades fuera de Santiago.

Por otra parte, el sindicato de Soinsa es relativamente nuevo. Su formación se fecha el 6 de Octubre del 2005 y nació dada las pésimas condiciones laborales de los trabajadores. Se hacía insoportable el trato despectivo y prepotente que recibían por parte de sus jefes, quienes creyendo que aún existía régimen de servidumbre, mandaba a sus trabajadores como quien fuera el amo de más de 35 esclavos. Pero lo que rebasó el vaso fue el despido injustificado de 5 compañeros por lo que se decidieron finalmente a organizarse en contra del explotador.

Así, a pesar de los cuatro meses de vida del sindicato, valientemente deciden irse a huelga el 26 de enero enmarcados en la negociación del contrato colectivo. Sus justas demandas se centran en un aumento del sueldo base a $160 lucas y un aumento de los bonos de producción que actualmente son una burla para los trabajadores. El pulpo Velasco así lo plantea: "pero para qué vas a pedir un aumento de sueldo, quédate tranquilo que te subo el bono". Llega el día de pago y con impotencia el trabajador comprueba que el bono es de 3 lucas. Más abajo aparece en la liquidación: "movilización: $3.500", "colación: $4.000". Deberíamos preguntarnos ¿cómo quiere que comamos el mes entero con 4 lucas siendo que el señor Velasco gasta 4 lucas sólo en el desayuno?

La repre...

El mismo día que los trabajadores hacen efectiva su huelga, carabineros los espera a primera hora de la mañana en la entrada de la empresa. Bajó la gerenta de las oficinas de Soinsa, algo habla con carabineros. Ha comenzado la repre.

Los cerca de 30 trabajadores que se encontraban manifestándose fuera de la empresa son acorralados por una tanqueta y un guanaco. Se bajan los pacos de la micro y comienzan a golpear brutalmente a los manifestantes, debiendo correr hacia El Cortijo, una población cercana a la fábrica. El saldo: 5 compañeros heridos, algunos con moretones en las costillas, otro trabajador con puntos en la cabeza y una compañera con sus dos brazos enyesados.

Un trabajador nos comentaba "con esto nos queda claro de parte de quién están los pacos, a quién defienden". Efectivamente las fuerzas represivas y las fuerzas armadas son la columna vertebral del Estado, del actual sistema de explotación. Es a través de pacos y milicos que las clases dominantes organizadas en el Estado mantienen explotado al pueblo chileno. Los grandes burgueses, los grandes terratenientes e incluso el imperialismo defendiendo sus intereses, no dudarán en usar todas sus fuerzas por controlar las movilizaciones y la lucha del pueblo chileno y mantener el actual orden. ¿O no han llegado incluso a matar a miles de obreros allá entre 1903 y 1907 por el sólo hecho de exigir mejoras económicas? Basta sólo recordar la matanza en la escuela Santa María de Iquique para dar prueba de ello. ¿O no han llegado incluso al Golpe de Estado en 1973 cuando asumía el reformista Allende?

La historia de las fuerzas armadas y represivas ha estado estrechamente ligada a la historia de la explotación, a la mantención de un Estado como un órgano de dominación de clase. Órgano de dominación del imperialismo, la Gran Burguesía, los Grandes Terratenientes y, por supuesto, la burguesía burocrática que controla hoy el aparato estatal, contra el pueblo chileno, los trabajadores, la gran masa campesina, los pequeños empresarios, comerciantes, profesionales y contra el proletariado chileno.

Pero esto no ocurre sólo en Chile. Esto es una ley universal que debemos considerar al momento de querer arrebatar el poder a los grandes explotadores y el imperialismo. Es sólo a través de la creación del Ejército Popular conformado por miles de masas explotadas, dirigidas por el proletariado y su partido de vanguardia, que lograremos conquistar el Poder para la clase y el pueblo chileno, pero lo más importante, podremos también defenderlo.

Enfrentar el viejo ejército burgués con este ejército de nuevo tipo, desarrollar la guerra popular con la movilización de miles de masas explotadas, es la única forma de lograr una verdadera conquista del poder y que mejoren verdaderamente las condiciones de vida del pueblo chileno.