Make your own free website on Tripod.com

Entrevista a dirigente mapuche

Durante un velatón por los mapuche huelguistas de hambre en las escalinatas de la Catedral dé Chillán (10 de mayo del 2006)

¿A qué organización perteneces?
A la Agrupación de familiares y Amigos de Presos Políticos Mapuche

¿Cuáles son los objetivos que como agrupación se han propuesto?
La libertad inmediata de todos los presos políticos mapuches que se encuentran en las diferentes cárceles del estado chileno.

¿De dónde nace la iniciativa de los estudiantes de Chillán de apoyar la causa mapuche?
Ellos se han acercado porque hoy día se encuentran dos compañeros haciendo huelga de hambre en Temuco, y eso lo han hecho porque comprenden la causa histórica que ha tenido el pueblo mapuche que ningún gobierno ha sido capaz de solucionar, y por eso ellos se han acercado porque las causas mapuches no son terroristas, son causas sociales, políticas y territoriales que el estado no ha tenido la madurez de solucionar.

En su mayoría son jóvenes no mapuches, o sea jóvenes huincas, entonces ¿cómo ves tú como mapuche que la problemática de tu etnia les afecte a ellos?
Primero que todo, somos un pueblo no una etnia, y esta problemática les afecta porque estamos hoy día en sociedades en que compartimos espacios ya sea por un tema histórico. Hoy en día estamos en espacios donde compartimos juntos, pero también muchas veces los jóvenes chilenos también sufren la misma pobreza y despojo quizás de otra manera pero con la misma presión que ejerce al estado hacia la gente que vive en los cordones marginales y nosotros los mapuche que formamos parte de un territorio que hoy en día está amenazado por las forestales y que nos empobrecen cada día más.

La huelga de hambre es en gran medida un atentado contra la propia vida y hasta ahora el gobierno no ha dado señales de liberar a los huelguistas, se podría conjeturar que todo ha sido un fracaso, un daño para los propios mapuche, o aun así ¿habría algún triunfo?
Claro que sí, hoy día estamos frente a una decisión de nuestros hermanos que sí nos afecta; sabemos que corren riesgo sus vidas, pero es una decisión de ellos, una decisión que respetamos y que sabemos que vamos a apoyar hasta el final, que estamos convencidos de que tenemos que estar ahí, porque es un deber como mapuche estar con nuestros hermanos porque ellos forman parte de nuestro pueblo; y ellos son la cara visible de la represión que ejerce el estado en contra el pueblo mapuche movilizado, creemos en un triunfo final no estamos vencidos, el gobierno ha dado la espalda, pero seguimos de pie. Afuera más que nunca en este momento hay una fuerte presión hacia la presidenta que anda escapándose en Europa de este tema y sigue el triunfo final con todo el esfuerzo que requiere pero no hemos claudicado.

De morir algún huelguista se pierde a un decidido dirigente mapuche, difícil de reponer, la lucha debe conservar y sumar a las fuerzas propias y nunca disminuirlas; ¿qué piensas al respecto?
Vuelvo a repetir que es una decisión de nuestros hermanos que respetamos y que si ellos la llevan hasta ese punto porque va a ser de absoluta responsabilidad del gobierno y no de nosotros y va a dejar una mancha en la historia de la actitud terrorista del estado chileno frente a los mapuches y eso va a significar una inmensa movilización a nivel extranjero y nacional y significará un mártir, un mártir que nos dolerá en el alma pero esperamos que no suceda eso.

Se dice que los atentados son autoatentados de los propios empresarios madereros con fines de lucro; ¿dime si alguna vez esto se ha logrado comprobar con hechos ante la justicia?
Claro que no se ha logrado comprobar ante la justicia, ya que la justicia hoy día trabaja para los medios poderosos como son las grandes empresas transnacionales y los grupos económicos que son dueños de Chile. Estos autoatentados porqué los nombramos así, porque existe la formación de grupos paramilitares como Hernán Trizano, que ya ellos se formaron públicamente que lo componen latifundistas y que se definen como anti-mapuches racistas y que tienen formación paramilitar; y frente a esa situación sí creemos que existen los autoatentados. Empresas también como forestales que tienen asegurado todas sus plantaciones no pierden nada frente a un incendio, entonces en ese contexto sí creemos en los autoatentados.

En la 8ª y 9ª regiones se aprecia un enorme crecimiento de misiones e iglesias evangélicas, también la presencia de capillas católicas es significativa, ¿cuál es la posición de las iglesias de la zona frente al conflicto mapuche-estado chileno?
Nosotros respetamos a cada uno de los credos religiosos pero sí creemos que como mapuche tenemos nuestra propia religión nuestra propia identidad, nuestra propia lengua lo que nos engloba como pueblo y nos forma como nación porque tenemos un pensamiento consciente de lo que somos de donde venimos, cual es nuestra historia. Por eso somos una nación. Frente a la iglesia la respetamos, pero creemos que también ha sido un gran obstáculo en nuestra claridad, la claridad de nuestra gente para vislumbrar este proceso mayor que es lograr la autodeterminación de nuestro pueblo que en algún momento la tuvo y que la perdió frente a una guerra con el estado chileno.

Ellos (las iglesias) de alguna manera han sido una traba para el progreso de la causa mapuche, ¿existe una ideologización de parte de los misioneros extranjeros y nacionales con respecto a esto?
Sí porque ellos han generado que mucha juventud que ingresa a estas iglesias confunda y haga una mezcla no clara de lo que somos como mapuche, se genera una confusión y forma también esto parte de todo ese proceso de integración que a la vez hace el estado y a la vez hacen las iglesias.

Se dice que los mapuches son muy desunidos entre sí, por lo que lograr acuerdos entre ellos es difícil, más aún si se busca un acuerdo entre mapuche y no mapuche, ¿qué piensas al respecto?
La desunión no la generamos nosotros tiene una raíz histórica; sí asumimos que hoy en día hay mucha visión en nuestra gente, pero creemos que con el tiempo hemos ido buscando un fin común; tenemos una idea común, y esa idea común muchas veces permite que trabajemos aunque tengamos diferencias políticas entre nosotros como mapuches, trabajemos por una idea común, y ahí donde nos unamos la idea común de algún día lograr nuestro respeto como pueblo, como pueblo con su propia historia y con el derecho de autodeterminación que tienen todos los pueblos, y nosotros como nación porque tenemos conciencia viva de lo que somos. El tema de las alianzas con el pueblo chileno va a ser un tema que se tiene que gestar en el tiempo. Nosotros estamos debilitados por un proceso histórico como decía porque la división de las comunidades, el despojo territorial, integración a la fuerza que han generado con nuestra gente, la migración de nuestra gente a las ciudades por la falta de tierra para subsistir ha hecho que los mapuches se críen en ambientes al cual no pertenecen, pierdan su lengua, pierdan su identidad, sean discriminados; entonces nosotros por eso consideramos que necesitamos un mínimo de territorio para sobrevivir como pueblo, con nuestras costumbres, con nuestra lengua y recuperar lo que eran la esencia de nuestro pueblo; y esa base es la base de la tierra.

Hasta el año 1990 la gran mayoría de los jóvenes mapuche emigraban hacia Santiago por trabajo, así muchas tierras carecían de mano de obra. ¿Dime si ahora con el anhelo de recuperar las tierras usurpadas los jóvenes se quedan definitivamente en la zona y ya no emigran como antes?
Claramente hoy día hay una nueva actitud de los jóvenes producto de la digna posición que han asumido muchas comunidades en el sur, haciendo un control territorial, generando espacios propios de ideología, de movimiento mapuche propio ya no enmarcado en partidos políticos, ni en la izquierda que siempre quiso inaugurar sus vanguardias con nuestra gente; y hoy en día en ese contexto hay muchos jóvenes que; están retornando al campo), que vuelven a tomar el valor a lo que somos como mapuche y a darle fuerza y a hacer crecer este movimiento que hoy día es más conciente que quizás con el tiempo tendrá que ir madurando pero que hoy día la conciencia y hoy día cada vez tenemos más claridad sobre lo que somos, sobre porque hoy día nos implantan una nacionalidad, por qué hoy día nos quieren hacer vivir su forma de vida el estado chileno, y por qué también las empresas transnacionales ocupan nuestras tierras, hoy día el enemigo no son el estado, el estado es una simple marioneta del poder empresarial, el enemigo hoy día es el poder empresarial con su capital y ellos están destruyendo nuestra tierra, y ellos son los que hoy en día están implantados.

La demanda mapuche es también por respeto y conservación de su cultura, ¿dime que está haciendo el mapuche de hoy por extender y conservar su cultura?
Nuestra cultura se sustenta en la tierra; la tierra es la que cobija al mapuche, la tierra es lo que es el mapuche y a partir de eso para que nuestra cultura se propague y se mantenga en el tiempo es necesario el territorio porque ahí es donde se gesta todo eso. Yo no voy a poder jugar al palín, no voy a poder hacer mi rogativa, ni hablar en mapudungún libremente en un espacio que está lleno de cemento, donde no hay medicina, donde no hay un bosque nativo, donde no hay un río que cruza las tierras, entonces la base de nuestra cultura está en el territorio, por eso todo lo enfocamos ahí, por eso hoy día esa es la demanda máxima y ahí donde se van a reproducir una vez más nuestra cultura que engloba todo eso: la lengua, la religión, el deporte mapuche y todo inserto en nuestra cosmovisión y el respeto que tenemos por la tierra. Y hoy día renace todo eso, renace con fuerza, nos sentimos cada día más mapuche.

Esta extensión de la cultura mapuche ¿estaría también enfocada a alcanzar al huinca, o sea una mapuchización del huinca?
No, nosotros creemos en una colaboración mutua, no en un querer asumir que el otro sea como uno, eso es lo que ha hecho el estado con nosotros y nosotros no queremos reproducir lo que el huinca, el sistema occidental ha hecho con nosotros, y a huinca nos referimos no de la gente chilena sino con la gente que nos atropella como los usurpadores, esos son los huincas. Los chilenos común y corriente no tienen nada que ver en esto, nosotros no buscamos una posición anti-chilena. Hoy día nuestros enemigos son las empresas, y esas mismas empresas son las que oprimen y empobrecen al pueblo chileno.

Quiero darte la oportunidad de que dirijas un mensaje a los estudiantes, los trabajadores, los pobladores de Chile y también al pueblo mapuche.
Para mi pueblo, primero que todo que seamos capaces de crecer cada día más, de ser cada día más mapuches, más claros, más rebeldes como decía un hermano ahí y algún día sabremos que mapuche significa muchas cosas como decía un ex-preso político mapuche. El día de mañana comprenderemos que mapuche significa muchas cosas y una de esas es ser cada día más rebelde y cada día más revolucionario decía mi hermano; y frente a eso saludamos a nuestro pueblo que sea fuerte que tenga el coraje, ya lo hemos perdido todo, ahora ya no tenemos nada que perder y tenemos que seguir adelante dar pasos, es hora de seguir fortaleciendo nosotros con nuestra propia organización, porque somos capaces, el mapuche es capaz como cualquier hombre de hacer las cosas. Y al pueblo chileno un saludo fraterno, que vivimos muchas cosas en común y que algún día que se logre una alianza se tiene que gestar desde los grandes dirigentes que son los que están en las comunidades. Yo sólo soy un elemento de este proceso mapuche, pero los hermanos que gestan las alianzas son los dirigentes que han sacrificado mucho en el campo, que hoy día han hecho que sintamos un cariño por nuestra nacionalidad mapuche y ellos son los que algún día aceptarán la alianza con el pueblo chileno porque vivimos muchas situaciones comunes. Un saludo al pueblo chileno, a los estudiantes, a los obreros, a todos los que son despojados y oprimidos igual que nosotros por el capital.

LIBERTAD INCONDICIONAL PARA LOS PRESOS POLITICOS MAPUCHE

"Nuestra dura condena de 10 años y un día por "incendio terrorista", al fundo Poluco Pidenco, es avalada por el gobierno de Chile y obedece a una persecución política y racista que pretende frenar la resistencia y la lucha por la autonomía de nuestras tierras y cultura. Para castigar las demandas territoriales de nuestro pueblo, el gobierno ha debido incurrir al terrorismo de estado, acusándonos mediante testimonios de testigos sin rostro, los cuales se les pagó cuantiosas sumas de dinero, y a muchos se les ocultó el rostro sencillamente porque eran personas de poca honorabilidad, puesto que tenían conductas delincuenciales anteriores, aun así la "justicia" los escuchó y utilizó sus dichos para condenarnos. A estas aberraciones se suman otras presiones, como lo es, e! cambio de la jueza que llevaba nuestra causa (Nancy Germany) debido a que ella consideró que el hecho (incendio) no debía ser tipificado como terrorista. Finalmente, para juzgarnos, los jueces copiaron los fundamentos de otra sentencia (caso de los lonko Norin - Pichun) para fallar en nuestra contra y argumentar que cometimos un hecho terrorista."

(Fragmento de panfleto de los estudiantes de castellano de la UFRO mientras permanecían en toma de su universidad por solidaridad con los presos políticos mapuche.)