Make your own free website on Tripod.com

COMUNICADO DE SINTRAC

El presente comunicado redactado por SINTRAC nos parece bastante clarificador desde el punto de vista de clase en relación a las verdaderas intenciones que el proyecto de ley sobre subcontratación les depara a los cientos de miles de obreros y trabajadores subcontratados en el país. La demagogia del gobierno va colmando la paciencia del proletariado. Recientes investigaciones han arrojado a la luz que la huelga ilegal ha experimentado un notorio aumento durante los gobiernos de la Concertación. Si a esto le sumamos el hecho que las empresas estatales concentran una importante cantidad de trabajadores subcontratados, lo único que podemos esperar de dicha ley es más explotación, más precariedad y más inestabilidad laboral.
Los obreros debemos seguir luchando. El problema de la sindicalización no pasa por la legislación. El código del trabajo “es la Biblia de los patrones” (señalaba un dirigente de temporeros agrícolas), y como tal no está hecha para proteger a los trabajadores. Los únicos que pueden protegerlos son los obreros y trabajadores mismos. Y para esto, es necesario que desborden la legalidad, sobrepasen el ordenamiento jurídico que los oprime generalizando las huelgas ilegales, las tomas de fábricas y las marchas; creando comités sindicales clandestinos para prevenirse de la persecución patronal. Pero esto no es lo único, el proletariado como clase internacional, ha generado una ideología científica. Una representación en el plano de las ideas acerca de su situación en la sociedad. Está ideología es una síntesis de sus experiencias históricas en la lucha de clases contra los explotadores y de los esfuerzos por construir una sociedad sin clases. Esta ideología representa cabalmente sus intereses a diferencia de cualquier otra doctrina. Esta ideología es el marxismo-leninismo-maoísmo, que aplicada a la realidad chilena nos lleva a concluir la necesidad de desarrollar la línea de construcción de los instrumentos revolucionarios: el partido proletario, el frente del pueblo y el ejército popular.

SINDICATO INTEREMPRESA NACIONAL DE TRABJADORES DE CONTRATISTAS Y SUBCONTRATISTAS SINTRAC-CND, CHILE

09 May 2006

A los trabajadores
A la opinión pública
Nacional e internacional

El Directorio Nacional de SINTRAC-CND, CHILE. A raíz de recientes declaraciones, entrevistas y publicaciones de los señores; Arturo Martínez (Presidente CUT Nac.) Rudolf Löbel (Director General, de Empresa Multinacional Best Select) Rodrigo Tupper (Vicario Pastoral Social de los Trabajadores) que tienden a confundir y a generar falsas y perversas expectativas al mundo de los trabajadores Transitorios y Eventuales de nuestro País. Señalamos lo siguiente:

1º- Se pretende hacer creer que la sola promulgación de la ley de Trabajo en Régimen de Subcontratación y Empresas de Servicios Transitorios, va resolver la situación de precariedad y marginalidad en que trabajan más de cuatro millones de trabajadores transitorios y eventuales en nuestro País, producto de las malas Normas Laborales, Impuestas por la Dictadura Militar (plan laboral 1980) y Administradas y profundizadas por los Gobiernos de la concertación, a favor del empresariado nacional y trasnacional.

2º- Mas bien creemos que este tipo de Norma Legal obedece a la necesidad de la Política Económica vigente de extremar aun más los niveles de flexibilización y Precarizacion del empleo, Legalizando un sistema de relaciones Laborales que ha demostrado en las ultimas dos décadas ser perverso para los Trabajadores Transitorios y Eventuales; Part-Time, de servicios, de Contratistas y Subcontratistas, a honorarios, temporeros etc... Muestra clara de esto es la cantidad y gravedad de los conflictos que se han desarrollado en este sector en los últimos años, siendo uno de los elementos generadores de estos las Permanentes transgresiones a las Malas Normas Laborales y de Higiene y Seguridad Vigentes, malas condiciones salariales y laborales y el ingreso a las siniestras listas negras para quienes pretendan, por algún medio, cambiar esta denigrante condición laboral. 3º- El modelo económico chileno, de economía abierta y basado en las exportaciones, se sustenta precisamente en los bajos costos de las empresas. Y los costos de las empresas en Chile a su vez se ajustan por el lado de la mano de obra (lo que ha generado la amplia Precarización) ya que los otros costos están determinados por el mercado. Es por eso que sostenemos con toda certeza que esta ley solo busca regular la relación civil de los contratistas y suministradores con las mandantes, pero no busca ni resolver ni mejorar la situación de los trabajadores, como: los bajos salarios, las pésimas condiciones de trabajo, las transgresiones a las Normas Laborales y de Higiene y Seguridad Vigentes, así como la existencia de las siniestras Listas Negras que hacen del ejercicio sindical una actividad clandestina y casi heroica para los trabajadores que osan contrariar los intereses de este mezquino sistema.

Un ejemplito de lo que se quiere legalizar con el Proyecto de Ley:
4º- Suena hasta burlesca la declaración del señor Rudolf Löbel, Director General de la Empresa Multinacional Best Select (la tercera Jueves 03 de Mayo) quien con bastante caradura alaba las virtudes de dicho proyecto de ley, poniendo como ejemplo de empresa Suministradora de Personal a la suya, BEST SELECT. Este personaje olvida contar la situación de los 450 trabajadores que le suministra a la Estatal Correos de Chile, donde el medio para obtener las millonarias utilidades ha sido el despido ilegal de 3 delegados sindicales, la no existencia de salas cuna donde trabajan mas de 100 trabajadoras, la deuda millonaria que sostiene con los 450 trabajadores por concepto de Gratificación Garantizada, no pago de Horas Extras Trabajadas, etc. Situaciones todas que han sido sancionadas con reiteradas multas y denuncias en los Tribunales por Prácticas Desleales y Antisindicales por parte de la Inspección Comunal del Trabajo de Quilicura. 5º- Nos queda claro que con este Proyecto de ley lo único que se está legitimando es un sistema que hasta ahora, en nuestro país, es una actividad ilegal, que involucra a más de cuatro millones de trabajadores. Por eso, los deseos del Vicario Rodrigo Tupper, de crear una sociedad que reconozca la dignidad de las mujeres y los hombres de trabajo y vele por sus condiciones Laborales y de vida, solo será un saludo a la bandera si, por una parte, no se acerca y constata la verdadera realidad de la mayoría de la fuerza de trabajo en nuestro País y, por otra, asume que este proyecto no es otra cosa que una maniobra para legalizar los abusos, la marginalidad y precariedad a la que están sometidos los trabajadores. 6º- Un mejoramiento inicial en las condiciones de trabajo de los trabajadores contratistas y subcontratistas, pasan por el rol que debe jugar el Estado en el ejercicio de la facultad de fiscalizar y sancionar el incumplimiento de las Normas Legales Vigentes. Para ello, la obligación legal de proteger al trabajador de los abusos a los que está expuesto en el desempeño de sus funciones, es fundamental. El cumplimiento de esta obligación del Estado, no puede quedar al arbitrio de los intereses de los gobiernos o parlamentarios de turno, como es en la situación actual. 7º- En efecto, al contrario de lo que debería ocurrir, el Proyecto de Ley de Subcontratación tan bullado en los últimos días, no contiene normas de protección efectiva a los trabajadores, sino que legaliza las pésimas condiciones en que nos venimos desempeñando en las últimas décadas. Además de no proponer mecanismos reales que permitan al trabajador ejercer sus derechos, considerando su condición de transitoriedad, ya que frente a cualquier abuso, debe intentar dicho ejercicio en instancias burocráticas, que al momento de hacer efectiva la fiscalización, multa o sanción judicial, la faena ha terminado. Por los trabajadores de empresas Contratistas y Subcontratistas de Chile:

Sergio Alegría Millaqueo
Presidente SINTRAC-CND, CHILE Carlos Gormaz Contreras
Secretario SINTRAC-CND, CHILE Hernán Soto Araya
Tesorero SINTRAC-CND, CHILE