Make your own free website on Tripod.com

Situación de los pescadores artesanales de San Antonio
VIENTOS DE LUCHA SOPLAN EN LA COSTA CENTRAL

El sindicato de pescadores artesanales de San Antonio está en pie de guerra debido a la critica situación que vive la pesca artesanal en el puerto a consecuencia de la ya famosa Ley de Pesca y al desabastecimiento de peces en nuestro mar, producido por la depredación descarada de los grandes industriales (Angellini, Zaldivar, etc.) y sumada a la progresiva disminución del área de pesca asignada a los artesanales, todo esto amparado por las leyes del gobierno. Esto no sólo afecta a los artesanales ya que múltiples sectores trabajan en torno de la pesca artesanal, como rederos, encarnadores, fileteadores, las pescaderías, etc. Hoy sólo alrededor de un 30% de los pescadores artesanales está saliendo a pescar ya que lo poco que pueden extraer apenas les alcanza para la bencina.

Los pescadores Artesanales de San Antonio han tenido una tradición combativa y un importante rol en las luchas de los pescadores en nuestro país. Ellos lograron darse cuenta con bastante anticipación de la situación que se avecinaba, saliendo a las calles a defender lo suyo en bastantes oportunidades en los primeros años de la presente década. Ellos mismos recuerdan que otros sectores pesqueros de nuestro país los trataron hasta de “locos” cuando denunciaron la difícil situación que se les avecinaba. Ellos denuncian la desigualdad entre la pesca artesanal e industrial: más del 70% de los pescadores de Chile son artesanales y alrededor de un 25% son industriales, y aun así los artesanales se llevan solo una cifra cercana al 23% de las ganancias generadas por el sector.

Sin embargo, hoy la falta de compromiso de algunos sectores de la pesca artesanal de este puerto es patente. Esto podemos deducirlo de que en movilizaciones anteriores la represión policial fue bastante fuerte, trayendo fuerzas especiales desde Valparaíso, golpeando y dejando caer el peso de la ley burguesa sobre los pescadores que luchaban por sus derechos. Hoy todavía existen pescadores firmando en juzgados de Valparaíso. La represión todavía se mantiene ya que el gobierno tiene informantes infiltrados en el sindicato (todos saben quienes son) que tienen bastante “paqueados” a los pescadores y dirigentes honestos que allí trabajan. Los pescadores en ningún momento reniegan de la necesidad de la lucha para defender lo suyo.

Por su parte la autoridad ha dispuesto sus famosas soluciones de parche, las que se traducen en Reconversión Laboral, plan que intenta transformar a los pescadores en trabajadores de otros sectores productivos, lo que no sirve de mucho ya que lo que precisamente saben hacer los pescadores es pescar. Otra “solución” dada por el gobierno son planes de empleo como los llamados “PG” que son una nueva versión de los tristemente celebres planes PEM y POJH que estuvieron vigentes durante la dictadura de Pinochet y que también se han dado en los sectores pesqueros de Talcahuano y Coronel. Se ha planteado también un apoyo tecnológico, plan que es rechazado por los pescadores ya que como ellos dicen “ninguna persona que nunca ha pescado en su vida me va a enseñar a mí a pescar”.

El gobierno por su parte, en años recientes reconstruyó el sector de Puertecito (donde trabajan los pescadores artesanales) invirtiendo alrededor de 70 millones de pesos en infraestructura, sin embargo en apoyo de la pesca artesanal no se han invertido ni un 5% de esta cantidad, según lo dicho por los pescadores.

Ellos concuerdan en que la política gubernamental que tiene que ver con la pesca tiene un objeto: terminar con la pesca artesanal, transformando a los pescadores en peluqueros, carpinteros, microempresarios, etc. y entregándoles la pesca a los “peces gordos” y desde hace años lo vienen denunciando: “Ayer el estado omnipresente dominaba todo y los mismos partidarios de este estado que lo adoraron han quemado este fetiche y lo han reemplazado por otro. Un grupo ínfimo e insignificante, pero que cuenta con todo el poder del capital condena y depreda a todo un pueblo que vive de la mar y los somete a la peor prudente distancia de la política herodiana practicada por estos altos parlamentarios que reniegan de sus promesas de igualdad, justicia y fraternidad prometido en su oportunidad. Así nuestros altos tribunos deciden pactar con el poder económico y legislar sobre una Ley de Pesca y provocar un genocidio laboral a la pesca artesanal” (El pescador de Puertecito, Nº 13, dic. 2002. Órgano de los pescadores artesanales)

Lo que tampoco ha faltado es el político especulador (ya sea de la derecha o de la Concertación) que debido a la pasada elección del 2005 se acerco a ofrecer una solución con el objeto de capturar unos votitos y después no apareció mas, situación que es constantemente denunciada por los trabajadores de Puertecito. Asimismo no dudan en denunciar al PC revisionista el cual también solo se ha aparecido para rescatar votos y al cual algunos dirigentes tildan de “oportunista”.

Los pescadores que están en la lucha advierten que si bien se ha tenido poco apoyo en el ultimo tiempo, esto no durará demasiado y el descontento explotará debido a que la situación es insostenible. En tanto, seguirán concientizando a sus compañeros.

Los trabajadores de Arica, Iquique, Antofagasta, San Antonio, Talcahuano, Coronel, Puerto Montt, Coyhaique y otras localidades se han visto despojados de su fuente de trabajo. De la mar hoy se enriquecen los grupos monopólicos y no los hombres y mujeres de trabajo. Al pueblo trabajador se le ha despojado de lo que históricamente les pertenece.
Pescadores artesanales, tripulantes, ex tripulantes, rederos, buzos, encarnadores, fileteadores, y trabajadores de la pesca en general, únanse en contra de los que les quitan el pan. Únanse de norte a sur. Los pulpos son un puñado, el pueblo una multitud.