Make your own free website on Tripod.com

¡POR UNA EDUCACIÓN DEMOCRÁTICA Y POPULAR!
PARA LA CLASE OBRERA Y TODOS LOS TRABAJADORES

COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS:

Los estudiantes de educación media, nos siguen dando un estimulante ejemplo de combate, de lo que debemos hacer para defender y conquistar nuestros derechos. Esta es una gran lucha que se suma a las luchas que vienen librando el pueblo mapuche, los deudores habitacionales, las familias de allegados, los trabajadores sub-contratados, los pescadores artesanales y muchos otros sectores populares. Todas ellas forman parte de la creciente ola de luchas -que se ha venido produciendo en Chile, en América Latina y en todos los países del mundo- en contra de la dominación, explotación y abusos de los grandes monopolios extranjeros y "nacionales".

Todos los auténticos comunistas, los comunistas revolucionarios, los marxista-leninista-maoístas, celebramos, apoyamos y participamos -en todas las formas que nos son posibles- en esta y en todas las grandes luchas de los pueblos. Todas ellas, son expresiones de la lucha de clases. De la lucha entre las clases oprimidas y opresoras. De la lucha de las clases explotadas contra las clases explotadoras. Los imperialistas (principalmente yanquis) y sus sirvientes al interior de cada país, se han esmerado en ocultar o deformar todo aquello que es real. Utilizando los medios masivos de comunicación, la publicidad y la educación, nos quieren hacer creer en una realidad social que no existe. Esta realidad artificial, tiene el propósito de engañar, desorientar, neutralizar y paralizar a las grandes masas oprimidas y explotadas. Para hacerlo, intentan mostrarnos una paradisíaca "imagen país" de exportación: moderno, desarrollado, exitoso, prósperos, feliz, ordenado, tranquilo, ideal para la inversión de capitales imperialistas, etc. Lo único real, es que las clases sociales continúan existiendo; que el abismo entre ricos y pobres es cada día mas ancho y profundo; y que la lucha de clases continúa desarrollándose, adoptando formas económicas, políticas y revolucionarias.

Los comunistas revolucionarios, y todos los elementos concientes del pueblo chileno, debemos trabajar activamente para agudizar las diversas formas de la lucha de clases, para elevarla a nuevos niveles y para convertirla en lucha revolucionaria de masas. Para transformarla en Guerra Popular. En la actual etapa histórica que vive Chile, nuestra misión consiste en el derrocamiento del imperialismo y la gran burguesía. Son ellos los grandes enemigos que desde el poder mantienen al país sometido a su condición de semi-colonia productora y exportadora de materias primas y sobre la base de la explotación de una abundante mano de obra barata. Es por ello, que el carácter actual de nuestra revolución tiene un contenido democrático-popular y el nuevo poder deberá adoptar la forma de un Estado de Nueva Democracia. Esta es nuestra perspectiva como comunistas (maoístas) chilenos. Es desde esta perspectiva, desde la cual deberemos enfocar la lucha estudiantil y popular.

En la actual etapa del desarrollo del capitalismo burocrático (expansión de la penetración imperialista) en Chile, el movimiento estudiantil y sus lucha se encuentran enfrentados a un sistema educacional impuesto sanguinariamente por la dictadura militar y posteriormente continuado (también perfeccionado) por los gobiernos de la Concertación. Ambos regímenes de gobierno, vasallos del imperialismo norteamericano, obedeciendo a pautas extranjeras diseñadas en Washington, desarrollaron políticas educacionales destinadas a la eliminación de la Educación Pública Gratuita y Centralizada con todos sus beneficios. En su lugar, han pretendido instalar un sistema educacional privado, pagado y disperso, con criterios empresariales y afán de lucro. Los resultados están saltando a la vista: UNA EDUCACIÓN SEGREGADA Y MEDIOCRE, EDIFICIOS INSALUBRES, HACINAMIENTO, DEUDAS, ROTACIÓN CONSTANTE DE PROFESORES, DROGADICCION, INSEGURIDAD, etc. Esta es la educación que el Estado burgués-terrateniente entrega a nuestros hijos, a los hijos de la clase obrera y del pueblo trabajador. Una situación totalmente opuesta a la de los hijos de rico, los de la gran burguesía monopólica y de los altos funcionarios del Estado burgués-terrateniente chileno.

Como apoderados, como padres, como abuelos, como tíos o como hermanos, es nuestro deber y obligación, respaldar y ayudar a nuestros jóvenes estudiantes que han decidido proseguir en su lucha. Somos muchos los trabajadores que no tenemos grandes estudios, porque desde muy jóvenes, tuvimos que sometemos a la explotación de los patrones para poder llevar el pan a nuestras familias. Para sobrevivir, consumidos por el trabajo embrutecedor de cada día, tuvimos que renunciar a muchos de nuestros sueños. Ahora, así como en cada lucha, tenemos una oportunidad para golpear a este sistema opresor que nos niega nuestra libertad, ¡solidaricemos con nuestros estudiantes en lucha! ¡Ellos son una grieta mas en el dique con el que los grandes explotadores pretenden contener nuestras esperanzas y reivindicaciones como pueblo!, ¡golpeemos sobre ella para abrirla aún más!


Unión de Revolucionarios Comunistas
(marxista-leninista-maoísta)

Agosto, 2006.