Make your own free website on Tripod.com

¡¡¡¡SINDICATO ADELANTE!!!! EL SINDICATO NO SE RINDE….
LA HUELGA DEL 2007 DE CERÁMICAS CORDILLERA,
EL AÑO EN QUE LE DOBLARON LA MANO AL PATRÓN

El 2 de enero de 2007 aproximadamente 420 trabajadores de la fábrica de cerámicas Cordillera han dejado de producir. La razón: están en huelga, están en una de las huelgas más larga y difícil que les ha tocado enfrentar.

Un poco de la historia del sindicato.

El Sindicato de Cerámicas Cordillera tiene 22 años de existencia. Formado en época de dictadura, fue construyéndose primero en la mente de un grupo de hombres hastiados del abuso y explotación del que eran parte ellos y sus compañeros.

Pero no era fácil formar sindicato, había que ser muy cuidadoso, ya que cualquier muestra de querer organizarse significaba el despido y quizás algo peor. Por eso, el tema ni siquiera se conversaba mucho en voz alta, pero los trabajadores se comunicaban por medio de papeles pasados de mano en mano, como si fueran mudos, a escondidas de los patrones y de los apatronados, los chanchos y posibles delatores.

Pese a que existía miedo, el coraje fue más fuerte; los trabajadores estaban convencidos que merecían mucho más que sólo el salario, estaban convencidos que la caminata desde la empresa –ubicada en Vespucio Norte- hasta El Mañío ya se hacía insoportable, esos minutos caminando a todo sol o bajo la lluvia eran minutos valiosos para que sus cansados cuerpos se repusieran de una agotadora jornada. Un grupo de trabajadores estaba convencido que las condiciones laborales dentro de la fábrica podían y debían mejorarse; pero sabían que eso y más sólo lo conseguirían luchando de manera organizada.

El Sindicato finalmente se conforma con cerca de 70 trabajadores. Es de este puñado de hombres dispuestos a luchar que hoy logramos ver un poderoso sindicato de más de 400 trabajadores. El único sindicato de la empresa Cerámicas Cordillera. El sindicato que le dobló la mano al patrón a inicios del año 2007.

Más explotación al trabajador. Más ganancias para el grupo Etex.

Cerámicas Cordillera pertenece a un holding, una trasnacional belga: el grupo Etex. Este grupo ha logrado controlar casi completamente el rubro de la construcción: es dueño de Pizarreño, Etersol, Duratex-Vinilit, Tejas Chena, Romeral, ladrillos Princesa y cerámicas Cordillera.

Los orígenes del Grupo Etex están en Bélgica, llamada inicialmente Eternit Group, recibe su actual nombre a mediados de los años 90. Etex cuenta en la actualidad con filiales en 39 países, repartidas en todos los continentes; cuenta con una experiencia de más de 100 años. El grupo se ve fortalecido con posterioridad a la Segunda Guerra Mundial, por la necesidad de la construcción de nuevos edificios en los países afectados por la guerra. Es en esta época que establece sus primeras fábricas en Asia y África.

A partir de 1984 se puso en marcha la producción de baldosas cerámicas para suelos y paredes en Latinoamérica. En Chile esta producción se realiza por medio de Cerámicas Cordillera. En los más de 20 años de existencia que tiene esta fábrica ha tenido un crecimiento sostenido: en el tamaño de la fábrica, modernización de la maquinaria, y aumento del número de trabajadores.

En el último tiempo en las empresas del Grupo Etex se ha venido implementado una reestructuración que busca obtener más ganancias. El señor Calcagni se ha encargado de implementar estas medidas en las distintas empresas del holding; ahora le tocaba el turno a Cerámicas Cordillera. Pero Calcagni, no sabía que aquí la cosa iba a ser más difícil, porque aquí los trabajadores sabían que todas las ventajas laborales y salariales las han conseguido por medio de luchas, por lo tanto no iban a permitir que les fueran arrebatadas las conquistas fruto de años de sacrificio, coraje y organización.

La lógica de los capitalistas es la lógica de la acumulación, la lógica de la concentración de los capitales en un puñado de personas. Para lograrlo han venido implementando medidas de mayor explotación a los trabajadores, pagando menos por la mano de obra, recortando sueldos y personal; despojando a los trabajadores de conquistas laborales.

Siempre lo han hecho así. Es falso aquel discurso emprendedor que señala que los patrones se han enriquecido a partir de su esfuerzo, riesgo y creatividad. NO, el patrón se ha enriquecido a partir de la explotación de trabajo ajeno. Y en el caso de nuestro país son los grandes capitalistas extranjeros los que sacan la mejor tajada de la torta, explotando mano de obra barata: nuestra fuerza de trabajo.

Recientemente Chile ha subido en el ranking internacional de la libre competencia. ¿Qué significa esto?, significa más libertad para la gran burguesía nacional y extranjera para saquear nuestros recursos, para exprimir al obrero, para abrir las puertas de nuestro país y que seamos despojados de nuestra producción. Mientras, tenemos que pagar cuando nos enfermamos por enriquecerlos a ellos, tenemos que pagar para educar a nuestros hijos que luego trabajarán para enriquecerlos a ellos, tenemos que pagar impuestos para pagar los gastos en salud, vivienda y educación de nuestros hermanos compatriotas.

Nosotros, el pueblo de Chile, producimos las riquezas, luego pagamos por ellas. Mientras un puñado de extranjeros y nacionales se enriquecen a nuestra costa.

Calcagni y compañía querían enriquecerse aún más, argumentando que los afectaba la crisis del gas, el precio del dólar y otras cuantas cosas. Entonces, ¿quién carga con las crisis?; no es la gran burguesía, es el pueblo; siempre es el pueblo.

La huelga del 2007, el año que Calcagni quiso quebrarnos.

El fin de año del 2006 no fue nada de sencillo para el Sindicato de Cerámicas Cordillera. Poco antes del inicio de la negociación del contrato colectivo, se despidió a 148 compañeros para recontratarlos por muchos menos sueldo del que tenían. Esto generó incertidumbre, desazón, ganas de irse a otro lugar, preocupación por las deudas. Pero ante este despido se respondió de manera organizada ocupando la llamada bicicleta: los 148 trabajadores constituyeron un nuevo sindicato, de este modo obtienen fuero durante 40 días -10 días ante de la asamblea de constitución del sindicato y 30 días después de ésta-, lo que da tiempo para el inicio de la negociación colectiva, con la que también se tiene fuero. De este modo se evitó el despido de estos compañeros y se resolvió su situación en la negociación colectiva.

Las otras medidas de la administración: buscando el desgaste del Sindicato.

Además de esta disminución de sueldos a cerca del 40% de los trabajadores de Cerámicas Cordillera, el grupo ETEX, por medio de Calcagni y sus medidas, buscaba principalmente:

-Aumentar la plusvalía de la empresa; es decir, aumentar el margen de ganancia por medio de mayor explotación a los trabajadores
-Debilitar la organización sindical, promoviendo divisiones en el seno del sindicato y amedrentando a la directiva.

Pretendía aumentar la plusvalía aumentando la jornada semanal de 45 a 48 horas, quitar por tanto la media hora de colación pagada que el sindicato ha ganado en anteriores negociaciones, también pretende extraer más plusvalía pagando las horas extras sólo con un recargo de 50% y aumentando las metas de producción; también se negaba a otorgar bono de término de conflicto y pago de días en huelga.

Pero las medidas no sólo eran económicas, sino que también se pretendía debilitar la organización sindical promoviendo divisiones en el seno del sindicato; primero, al despedir a los 148, el sindicato tendía a dividirse entre los despedidos y los no despedidos. Envió una miserable carta a cada trabajador que permanecía en la fábrica, incitando a abandonar a sus compañeros e infundiendo temor, era una carta educadamente amenazante, en donde presenta a Cerámicas Cordillera como una empresa casi a punto de quebrar. Esta es una miserable estrategia utilizada por el patrón en donde distorsiona la realidad de Cordillera. (ver extracto) Luego, pretendió dividir al sindicato otorgando menos beneficios a los trabajadores ayudantes los que representan aproximadamente a un 40% del total de miembros del sindicato, con ello el sindicato tendía a dividirse entre maestros y ayudantes. No bastando con ello, amedrentó a la directiva sindical con diversas demandas y querellas en su contra, como una forma de neutralizar a los dirigentes.

Calcagni y compañía apelaban al desgaste de los trabajadores. Se habían preparado para una huelga larga y dieron vacaciones para el mismo día de inicio de la huelga a todos los trabajadores que no estaban sindicalizados y la noche anterior al inicio de la huelga transportaron toda la producción que podían al Centro de Distribución ubicado en Lo Boza. Estaban preparados para estar en huelga a lo menos 15 días.

El Sindicato Cordillera no acostumbra realizar huelgas extensas; la última de ellas duró tan sólo un día, pero ahora era distinto, ahora el Sindicato tenía que defenderse con uñas y dientes, ya que les querían arrebatar distintas conquistas, y les querían arrancar su principal fortaleza: la unidad.

Empieza la huelga.

Lunes 1° de enero de 2007, 10:00 am: La directiva del Sindicato una vez más se reúne con la empresa, ya hay cansancio, pero todos disimulan. Un poco de tensión, pero, tal como estaba previsto, no hay acuerdo. La huelga va. No puede ser de otra forma.

Los dirigentes saben que esta huelga será distinta a las otras. La empresa está en posición de ataque y el sindicato deberá saber defenderse con sus mejores armas. El sindicato ya ha recibido algunas estocadas, pero sabe que debe seguir en pie, esto recién está comenzando. Lo más importante será resguardar la unidad, resistir a los ataques y golpear como si fuesen un solo puño, ya que el patrón pretende ganar con esta huelga, ganar a costa de empeorar la situación de los trabajadores de distintas maneras. Hay que defenderse, defender lo conquistado.

El martes 2 de enero de 2007 se vive el primer día de la huelga. Los ánimos están tensos, la empresa ya lleva tiempo intimidando al sindicato y a sus socios. Los 148 despedidos están indignados, y sus compañeros también lo están. Pero, pese a los embates, el sindicato ya jugó una buena carta al ganar el fuero para los compañeros despedidos y frenar el proceso. Ahora se viene la defensa.

La huelga se inicia con la toma de la fábrica, ya que había que adoptar medidas radicales. Era necesario parar la producción, y la mejor forma de hacerlo era cerrando las puertas de la empresa.

Desde el segundo día en adelante la huelga se desarrolla en las afueras de la fábrica, ya que el patrón ha actuado violentamente contra el sindicato, realizando varias demandas y querellas luego de la toma momentánea de la fábrica que se realizó el primer día. Por ello deciden abandonar la toma, pero se aseguran antes que la producción estará detenida mientras dure la huelga.

Cómo enfrentó la huelga el sindicato.

La huelga es como una gallito de fuerza entre los trabajadores organizados y los patrones, por lo tanto no existe plena certeza de cuáles serán los resultados de ésta, no se sabe de antemano quien tendrá más fuerza, resistencia y habilidad para doblarle la mano al otro. Por eso, una huelga está cargada de tensión e incertidumbre, lo que a su vez genera cansancio. Pero existen algunas cuestiones importantes a considerar para enfrentar de mejor forma este momento de tensión de fuerzas; a continuación señalaremos algunas medidas importantes a considerar que hemos visto en la huelga del Sindicato Cordillera.

Antes de la huelga:
El Sindicato de Cordillera desde el momento de su fundación ha hecho esfuerzos por mantenerse como el único Sindicato de la empresa. Eso obliga a la organización sindical a ser un organismo que da respuesta a las necesidades de los trabajadores y de sus familias. Necesidades salariales, de alimentación, de salud, incluso deporte, cultura y recreación.

Un sindicato debe preocuparse de todos los aspectos de la vida de un trabajador; de manera que éste diga “realmente vale la pena estar en el sindicato”. Por ejemplo este sindicato tiene convenio con ciertas farmacias para descuento de medicamentos, tiene grupo de folclore, y grupo de música andina, regularmente organizan partidos de fútbol, y se han preocupado de preparar bien las huelgas de modo de ganar diversos puntos favorables al trabajador; todas las ventajas que existen en Cordillera se han ganado luchando, ninguna la ha dado el patrón por generosidad.

Una cuestión muy importante para preparar una huelga es la recolección de fondos durante el año que permitan paliar los días de huelga. En Cordillera cada trabajador colocó de su sueldo $5.000 mensuales como fondo para la huelga, pero este dinero no era descontado por planilla, ya que la idea es que el patrón no sepa de estos recursos. De esta forma cada trabajador tenía $60.000, los que le permitían pagar algunas deudas o emergencias y llegar con algunos pesitos a la casa mientras duraba la huelga.

Durante la huelga:

Para mantener los gastos diarios de una huelga, varios trabajadores salían a tarrear. Unos al centro de Quilicura, otros en la carretera, otros en el centro de Santiago, y así, divididos en distintos puntos de la capital recolectando las monedas necesarias para cada día. Cada tarro tenía un número y estaba debidamente sellado, y existía un encargado de distribuir los tarros diariamente. Y otros encargados de recolectar y contar el dinero al final de cada jornada. No faltaba el tarro que se perdía, pero eso eran excepciones.

Aprovechando que existía un grupo de folclore, los músicos salían al centro de Santiago a tocar algunos temas. Con esto cumplían con dos objetivos importantes, el primero: masificar la huelga, el segundo: recolectar dinero. Esta forma de hacer propaganda llamaba favorablemente la atención de los transeúntes. Una vez más vemos como el arte puede estar al servicio de las luchas del pueblo, y que es una forma atractiva para atraer la atención de otras personas.

También el arte puede servir para infundir ánimo en los propios huelguistas. Y esto es lo que hacía la batucada. Como dentro del sindicato aún no existen personas que sepan el arte de la batucada, el sindicato contrataba diariamente a un grupo de jóvenes. El ritmo de los tambores alegraba y llenaba de energía el momento; mientras, los trabajadores al son del tamboriles entonaban cánticos de aliento al sindicato y detenían el tránsito de la caletera.

Una cuestión muy importante en una huelga es la alimentación. Como dice el dicho“guatita llena, corazón contento”, y así es. Por eso es importante asegurar que exista comida suficiente para todos los huelguistas y mejor aún si esa comida es sabrosa y variada. En Cordillera comieron incluso cocimiento un día y bistec otro, y todo eso era para más de 300 personas. Pero, ¿de dónde sacaban tanta comida?; la comida era recolectada de donaciones de la feria de Quilicura, de organizaciones que visitaban la huelga y aportaban con alimentos, y principalmente de los tarreos que se hacían diariamente. Para que todo funcionara existían encargados de distintas tareas: encargados de cocinar, encargados de lavar los implementos de la cocina, encargados de buscar agua, el encargado del jugo, encargados de anotar en la lista los que ya han almorzado, encargados de hacer las compras, encargados de contar el dinero de los tarros; además de los aportes en trabajo de los huelguistas más diligentes.

Otra cuestión fundamental son las tareas de propaganda; para éstas existían encargados de hacer lienzos y rayados. En estas tareas estaban los más experimentados, los que traían experiencia de sus aficiones futboleras. Desde lejos se veía diariamente en las pasarelas grandes lienzos que avisaban de la huelga. Además de rayados en las paredes de la fábrica, y matrices para pintar con spray que anunciaban que Cordillera estaba en huelga.

En estas tareas de propaganda también se podía observar desde muy lejos, en el cerro cercano a la fábrica, enormes consignas realizadas con piedras y cal. Consignas que crecían a medida que pasaban los días de la huelga.

También existían encargados de prensa, los que cámara en mano grababan y fotografiaban cualquier incidente digno de quedar registrado para la posteridad. Incluso, sabemos que realizarán un video con todo el material recogido de esta movilización.

Una función primordial era la disciplina. Para ello, algunos encargados pasaban lista diariamente, y si algún huelguista tenía problemas para asistir debía excusarse ante estos encargados. Ellos también velaban porque no circulara alcohol entre los huelguistas; esto es importante, porque le da mayor seriedad a la huelga. La huelga no es una fiesta, sino que es una manifestación de lucha en contra de los abusos y la explotación, de ahí que tenga que funcionar tal como si fuera una fábrica; cada uno con sus funciones, con tareas asignadas, con disciplina y respeto ante los objetivos y ante los compañeros.

Una huelga produce efectos si logra parar la producción. En Cerámicas Cordillera se logró, pero los patrones habían trasladado toda la producción que pudieron al Centro de Distribución ubicado en Lo Boza. Por ello otra de las funciones era detener la salida de los camiones desde dicho Centro; para ello se utilizaban neumáticos, barricadas, piedras, palos, todo lo que estuviera al alcance de la mano. Para coordinar esta tarea existían 2 turnos, de mañana y tarde. Rodeados y hostigados permanentemente por carabineros, no faltaron los enfrentamientos entre trabajadores y las fuerzas de represión. Una vez más la policía al servicio del patrón y en contra del trabajador, papel que han jugado históricamente las fuerzas represivas, ya que en una sociedad dividida en clases sociales, las fuerzas armadas y de orden defenderán a la clase dominante, que en nuestro caso es la gran burguesía; por eso carabineros persistentemente defiende a la patronal, aplasta huelgas, reprime violentamente las movilizaciones; esa es su función principal, como instituciones nunca han sido neutrales y nunca lo serán. El Golpe de Estado de 1973 no es una excepción, es una tradición de las fuerzas armadas, la tradición de represión al movimiento obrero y al movimiento popular, sólo para mencionar tenemos: la semana roja en 1905, la matanza de Santa María de Iquique en 1907, en la oficina salitrera de San Gregorio en 1921, la Coruña 1925.

Se acaba la huelga:

Luego de 15 días de huelga ésta llega a su término luego de ser votada en las urnas. Con los 15 días ya se ha obtenido que los 148 despedidos sean recontratados por un mejor sueldo que el inicialmente ofrecido. Se ha logrado mantener la media hora de colación pagada que el patrón pretendía arrebatar. Se consigue una cláusula de inamovilidad por 2 años. Y hay bono de término de conflicto, pero sólo para los maestros.

La directiva sindical se juega la última carta guardando los resultados de la votación hasta el otro día; de esto modo evitaban que los patrones supieran de antemano los resultados. El sindicato acude a la reunión señalando que la huelga continúa, argumentando que los trabajadores no están conformes con la oferta. Los patrones ante esto ceden. Se aumenta el pago de las horas extras a 175% y 200%, se acuerda dar bono de término de conflicto a todos y se retirarán los cargos en contra de la directiva sindical.

Lo que los patrones no sabían es que estas últimas concesiones las dieron cuando ya se había bajado la huelga. Información que los dirigentes mantuvieron en secreto.

Dentro de los puntos ganados en la negociación y que creemos importante destacar es la cláusula de inamovilidad, ya que con ella los trabajadores pueden estar tranquilos que no serán despedidos durante dos años, periodo que coincide con la próxima negociación. De esta manera el sindicato se puede defender de las posibles represalias a las que se vean enfrentados. Ahora, a preparar la próxima negociación.

Las lecciones de la huelga.

Diversas son las lecciones que se pueden extraer de esta huelga, tanto del presente del sindicato, pero también de su pasado. En este sentido rescatamos el modo como fue creado el Sindicato Cordillera: clandestinamente, a espaldas del patrón, en silencio; ya que en muchas fábricas hoy también deberán ser conformados de manera clandestina los sindicatos, para evitar los riegos de despido y represalia. De ahí la importancia de masificar más en detalle esta experiencia de conformación. Este hecho también nos demuestra que pese a que existe miedo y temor, el obrero aislado es débil, es fácil de romper; en cambio cuando está organizado se vuelve fuerte. Entonces, pese al miedo, la alternativa que fortalece al pueblo es la unidad y la lucha.

Nada de lo que tiene el sindicato ha sido obtenido por generosidad del explotador, todo lo ha obtenido luchando.

Que el grupo Etex tenga filiales en tantos países, y que disponga de empresas de producción en países de América Latina, África y Asia es una de las manifestaciones del dominio del imperialismo –de la gran burguesía de las grandes potencias- sobre países dominados económica y políticamente. De esta forma la gran burguesía de las grandes potencias emplea mano de obra barata, extrae recursos naturales a bajo costo y logra seguir compitiendo.

Así esta huelga indirectamente también es una manifestación de la lucha en contra del dominio extranjero sobre nuestra economía. Si bien cada trabajador defendía por un lado su sueldo y su estabilidad laboral, y por otro, su organización sindical; también con su lucha estaba demostrando a los grandes capitalistas extranjeros que la mano de obra chilena no se doblega tan fácilmente.

Pero para poder enfrentar un enemigo poderoso, los trabajadores y el pueblo debemos poner en juego toda nuestra capacidad organizativa y creadora. En la huelga de Cerámicas Cordillera el sindicato lo hizo, y logró resistir en pie este embate.

Cuando el pueblo tome las riendas de la construcción nacional expulsaremos a los grandes explotadores extranjeros y nacionales, utilizaremos nuestra mano de obra para producir en beneficio del pueblo, tendremos sueldos acordes con nuestro esfuerzo, trabajaremos para obtener salud y no para obtener enfermedades. Algunos dicen que esto es sólo ilusión. Algunos también decían que lograrían doblar la mano del sindicato, y tuvieron que comerse sus palabras.

Para lograr una nueva sociedad debemos expulsar el dominio imperialista de Chile. Y eso lo haremos de forma organizada, valiente y creadora. Y lograremos construir una nueva democracia, una democracia en beneficio del pueblo en su conjunto.

VIVAN LOS TRABAJADORES.
VIVA EL PUEBLO, SUS LUCHAS, Y SU BRILLANTE PERSPECTIVA.

 

 

(EXTRACTO DE LA MISERABLE CARTA QUE ENVÍA LA GERENCIA A LOS TRABAJADORES)

COMUNICACIÓN DE LA GERENCIA GENERAL
AL PERSONAL QUE CONTINÚA EN
CORDILLERA


SR.(A) XXXXXXXXXX

De Nuestra Consideración:
La presente tiene por objeto informarle que con fecha 14 de Octubre de 2006 la empresa ha puesto término al contrato de trabajo de 149 operarios y ayudantes de maestro.

Usted en calidad de maestro está en el grupo de personas que continuará entregando su máximo esfuerzo y dedicación para salir adelante, lo cual lograremos con el apoyo, la participación y el compromiso de todos. Sabemos que la actual situación es preocupante pero tenemos un desafío para mantenernos vigente como empresa y asegurar nuestra fuente de trabajo.

Las pérdidas reflejadas en los resultados de los años 2005 y del 2006 a la fecha.(el año 2005; $1.781 millones de pérdida y para este año 2006, las pérdidas a Septiembre alcanzan los $2.270 millones) es la razón última que han configurado la causal invocada y nos han llevado a efectuar una reestructuración en la dotación de la mano de obra de la empresa.

Estas pérdidas se explican, por una parte, por el aumento de los gastos, derivado de los reiterados cortes en el suministro de gas natural que nos ha obligado a utilizar combustibles alternativos con un precio tres veces mayor a la actual tarifa de gas natural; situación que como es sabida tenderá a agravarse en el futuro inmediato y por otra parte, por la baja del dólar (de un promedio de $691,4 del año 2003 a situarse actualmente en niveles de $530), lo que se ha traducido en un aumento de la importación de cerámicas a menor precio con la consiguiente pérdida para nuestra empresa.

El encarecimiento de la energía ha incrementado nuestros costos de producción. Esta situación no ha afectado a nuestros principales competidores en Brasil, Perú y Argentina, los cuales a través de sus precios subsidiados, han logrado una ventaja competitiva importante que sumado a la baja del dólar les ha permitido aumentar sus exportaciones a Chile a precios menores que los nuestros. Incluso países más lejanos como a China, dadas estas condiciones, han iniciado sus exportaciones a nuestro país, que sumado a nuestros aumento en costos nos han ocasionado las pérdidas ya enunciadas.

Frente a esta situación, (…) fue necesario disminuir el costo de la mano de obra, de tal forma de velar por la continuidad operacional de la empresa y por ende asegurar las fuentes de trabajo.

Esperamos su comprensión y disposición para continuar haciendo su valioso aporte y que nos permita salir pronto de esta situación coyuntural.

GERENTE GENERAL

 

 

Comunicado Sindicato de la empresa Cerámicas Cordillera

Comunicado
Directorio Sindical sindicato de la empresa Cerámicas Cordillera. 11 Enero de 2007

Informamos a la opinión pública que el sindicato de la empresa Cerámicas Cordillera desde el día 2 de Enero se encuentra en huelga legal.

El conflicto afecta a 426 trabajadores sindicalizados, la empresa en este momento se encuentra totalmente paralizada.

La empresa 45 días antes de presentar nuestro proyecto de Contrato Colectivo despidió a 148 trabajadores, ante esta situación el sindicato realizo acciones para proteger a estos compañeros y produjimos una mesa de dialogo donde la empresa planteó despedirlos y recontratarlos bajando la remuneración en un 50%. Esto lo hemos aceptado pero, la empresa quiere que ese costo lo asumamos todos los trabajadores entregando nuestra ½ hora de colación (actualmente es de cargo del empleador). Para nosotros esta es una conquista histórica y no estamos dispuestos a entregarla. Además el contrato colectivo nuestro no tendrá modificaciones.
Actualmente hemos realizado diferentes acciones en el frontis de la empresa pero, hemos tenido una gran represión de carabineros deteniendo hasta este minuto a 17 compañeros.

Queremos denunciar la vergonzosa actitud de carabineros que ha prestado toda la protección a la empresa para cuidar sus intereses permaneciendo de punto fijo en sus instalaciones 2 zorrillos, 2 buses con personal de fuerzas especiales, 2 carros lanza aguas y 6 radio patrullas.

Los trabajadores seguiremos dando esta lucha que no es tan solo con la empresa si no también con quienes debieran actuar neutralmente y no protegiendo al gran capital.

Sabemos que este no es un caso aislado porque en cada huelga que se realiza en el sector, carabineros tiene la misma actitud.

Compañeros sabemos que la situación es complicada pero, con la fuerza y la unidad de nuestra base saldremos adelante.

Directorio Sindical