Make your own free website on Tripod.com

D&S: Y la lucha de sus trabajadores por vencer
al gigante monopolio

Una tarde calurosa de Diciembre del 2006, ND visitó la Huelga de los Trabajadores del Centro de Distribución de Líder (D&S). Luego del cruce de Américo Vespucio, divisamos un grupo de pancartas rodeando una rancha de coligues, cubierta de sacos y plásticos, en ése lugar se apostaban los trabajadores en Huelga para capear el calor, estar atentos en todo minuto a los movimientos de la empresa y retrasar la salida de los camiones distribuidores de mercadería.

Un poco de Historia

Al contrario de lo que se puede esperar los trabajadores de D&S y específicamente de LTS (Centro de Distribución) han vencido el miedo que significa enfrentar a este gigante Monopolio de la Distribución de Mercadería, lograron organizar hace aproximadamente un año un Sindicato soterradamente, sin que la empresa sospechara en lo absoluto. El estricto régimen represivo que han vivido los trabajadores de dicha empresa, los motivó a sumarse a la organización sindical hasta alcanzar una cantidad no menor, de 250 socios sindicalizados.

¿Cuál fue el mecanismo utilizado? En primer lugar, buscaron a 30 personas de confianza total y sin bombos ni petacas dieron el paso inicial, donde la inscripción fue totalmente secreta. Los trabajadores movilizados en sus palabras citan el período diciendo: “se la hicimos al Verdugo Narváez y no se dio ni cuenta...”

Luego con el andar del tiempo el sindicato fue creciendo hasta que en el 2006 decidieron enfrentar la Negociación Colectiva, presentaron su proyecto de Contrato Colectivo a la empresa en Octubre, nunca recibieron respuestas formales por lo que votaron una huelga que duró 26 días.

La Huelga

En las numerosas huelgas que hemos visitado todos los trabajadores movilizados coinciden en un cosa; el cansancio y la tensión es superior en tiempos de huelga a la que se alcanza en el trabajo diario. Sin embargo, todos los trabajadores más activos también coinciden en que es preferible realizar este esfuerzo, por mejorar su actual condición de explotación.

Es prueba de esto la dificultades que debieron enfrentar los trabajadores de D&S en huelga, pues resultó una durísima prueba para sindicalizados. Apostados en frente de la empresa y por turnos las 24 horas del día fuera de la empresa, capeando el sol con carpas y ranchas de coligüe y plástico, donde improvisaron un fogón y un comedor, sin comercio cerca, ni movilización, con la Carretera Norte Sur a un costado y la constante vigilancia y acoso policial de la Comisaría de Quilicura.

En nuestra visita los trabajadores nos contaron acerca de las dificultades que implicaba enfrentarse a este gigante Monopolio pues tiene a todos los medios de prensa y al Estado y sus instituciones represivas de su parte. Cuentan como lo verificamos más tarde, que no existe casi cobertura de los medios de prensa a la huelga, de hecho a pesar de recibir la visita de diversos medios televisivos, esta noticia nunca fue puesta al aire. Sólo la noticia de la huelga fue cubierta en una oportunidad por un periódico de circulación masiva.

El análisis que realizaban los trabajadores era justamente el correcto, los medios de prensa sirven al interés de los Monopolios, pues a Líder no sólo le incomodaba el hecho de que sus trabajadores se encontraran en huelga, sino que le perjudicaba ante la opinión pública y afectaba su negocio, que en lo discursivo se sostiene sobre la base de que es más conveniente comprar en Líder.

Las instituciones del Estado, junto con su Inspección del Trabajo –institución que “supervigila” las relaciones laborales y en definitiva “sanciona” los abusos-, también se rindieron en esta oportunidad a los pies de este Monopolio y frente a la constante denuncia realizada por el Sindicato de la existencia de rompehuelgas la Inspección se niega en primera instancia a realizar una Fiscalización con el objeto de dar tiempo a la salida de los rompehuelgas, de acuerdo a lo relatado por los trabajadores, lo más vejatorio fue que la empresa encerró a estos rompehuelgas en un camión para que el Inspector no los encontrase.

En lo que respecta a los días de Huelga D&S arremete con fuerza contra los trabajadores movilizados, quienes aparte de negarles “hasta el agua” cierra todos los beneficios de pertenecer a la empresa, que no es otra cosa que la posibilidad de contar con diversas tarjetas de crédito cuyas cuotas son descontadas de los propios sueldos de los trabajadores.

Un punto aparte merece la constante vigilancia policial realizada a los trabajadores en huelga, como “contratados” por D&S permanecieron en el lugar las 24 horas del día, en sus nuevas Van, sin número de placa para no ser identificados, diariamente amenazaron sacando fotos a los movilizados, con ataques verbales, cuando los huelguistas realizaban protestas o manifestaciones intentando retrasar la salida o entrada de vehículos y camiones a la empresa, rápidamente atacaban. Lo más criollo de todo el asunto es que a las horas de las comidas las nuevas Van con su séquito de carabineros dentro entraban a la empresa a comer, situación que nos tocó observar mientras duró la visita.

Los resultados

La huelga termina luego de 24 días de duración, de los resultados no se conoce el detalle, sin embargo de los triunfos nos hemos enterado de que los trabajadores obtuvieron un importante logro, que refleja su decisión y el que la empresa se sintió en jaque, se trata de que a los trabajadores sindicalizados no se les podrá despedir en un período de 6 meses, es decir obtuvieron entre otras cosas un fuero. La Ley laboral establece que el fuero laboral es de 1 mes después de una huelga, período en que no se puede despedir a los trabajadores, es inusual que los empresarios cedan más meses de fuero.

En días que la inestabilidad laboral es la lógica que el capitalismo nos ha impuesto a todos los trabajadores asalariados, el ejemplo de los trabajadores de D&S es aleccionador para nosotros.-