Make your own free website on Tripod.com

MOVILIZACION SOCIAL EN CHILÁN PROFESORES Y CONFENATS

El 26 de septiembre el paro de profesores congregó a la Confenats Ñuble también en paro, a la Cut provincial Ñuble y a estudiantes secundarios y universitarios; se estima que un número de 2.000 manifestantes marcharon por las calles céntricas de Chillán.
Más tarde nos dirigimos al Hospital Hermina Martin donde entrevistamos a la dirigente de la Fenats de Chillán, quien respondió a nuestras preguntas en medio de vitoreos de sus compañeros, que no sólo defienden su derecho a un sueldo y una pensión más digna, sino también a una mayor calidad en la atención de los pacientes

ENTREVISTA A LA DIRIGENTE DE LA FENATS CHILLÁN.

ND: ¿Cuáles son los motivos de este paro y qué exigen de las autoridades?
DF: La Confenats agrupa aproximadamente a 60.000 trabajadores en todo el país, entre ellos técnicos, administrativos y auxiliares; como agrupación venimos negociando con el gobierno hace tiempo, cuando la señora Michele Bachelet era ministra de salud, y en estas negociaciones ya se habían logrado posicionar diversos puntos favorables al gremio, sin embargo hoy se firmó un documento de acuerdo que está muy por debajo de lo que como gremio solicitábamos. Eso sucede porque se está considerando tan sólo a los miembros de la Confenats de Santiago, dejando de lado a todo el resto de los trabajadores que estamos a nivel nacional; además de las sucias artimañas que, igual como con Pinochet, está utilizando el Gobierno para neutralizar nuestro movimiento.

ND: ¿Cree usted que la población y especialmente los que se atienden en el sistema público de salud entienden las razones del paro?
DF: desgraciadamente yo creo que la mayoría de la población no entiende las razones de nuestra movilización, el Gobierno ha hecho mucha propaganda en torno al Plan Auge y la gente ha quedado maravillada con eso; pero lo que nosotros vemos en los hospitales es que este Plan no se cumple completamente, ya que no están los recursos necesarios para poder implementarlo.
Nosotros entendemos que cuando una persona viene al hospital es porque está enferma y necesita atención, para esa persona que nosotros estemos en paro es un problema, pero, los problemas de la salud no son porque los trabajadores estemos en paro, sino que por las condiciones en las que se trabaja. En días normales mueren muchos pacientes que no han sido atendidos como corresponde no porque los funcionarios estén en paro, sino porque no existen los insumos necesarios para dar una buena atención. Pero el Gobierno se encarga de esconder esta información, y cuando ocurre alguna muerte en movilizaciones le echan la culpa al movimiento.

ND: Si la salud pública no ha mejorado, entonces ¿Lagos y Bachelet han recurrido a una publicidad engañosa?
DF: Yo no diría engañosa, porque de lo que se muestra hay cosas que se han hecho, pero también hay cosas importantes que no se han realizado por falta de recursos; por ejemplo, el Plan Auge ofrecía tratamiento en las enfermedades broncopulmonares, para ello se necesita kinesiólogos, pues bien, este ofrecimiento tuvieron que sacarlo del Auge sólo porque no tenían para pagar a los kinesiólogos. Otro ejemplo es que tampoco hay kinesiólogos en la atención de urgencia.

ND: ¿En el hospital ronda temor a despidos de funcionarios, se ha dado ya el caso de algún despido acá en Chillán?
DF: hasta ahora no han despedido, pero hay una persistente sensación de miedo al despido. Además de que las condiciones laborales han empeorado desde los cambios impuestos en dictadura, hay menos estabilidad laboral, funcionarios a contrata, otros que ni siquiera tienen sistema previsional ni sistema de salud, pese a que trabajan en un sistema de salud no tienen atención médica gratuita.

ND: ¿Habrá solución a las listas de espera en la atención de los hospitales?
DF: Esas listas de espera no van a terminar, nunca han terminado, un tiempo se escondieron sencillamente. Con el Auge es más difícil que terminen las colas porque hay escasez de recurso humano.

ND: ¿Cuál es la relación entre número de funcionarios y pacientes?
DF: El otro día sacaba la cuenta que en el servicio de medicina para 90 camas habían 7 paramédicos, esa es más o menos la proporción.

ND: A veces los pacientes se quejan de maltratos de parte de algún funcionario del hospital, ¿por qué cree que sucede esto?
DF: Es efectivo que en ocasiones nosotros recibimos reclamos de maltrato. Con maltrato se refieren a una mala respuesta de parte del funcionario, pero tenemos que considerar que hoy día los turnos que tenemos son totalmente agotadores, somos muy pocas personas en el turno, además nuestros sueldos no son buenos; muchas de las funcionarias son mujeres solas que mantienen a los hijos, o mujeres que tienen al marido cesante. El funcionario también tiene hijos que cuidar, alimentar, darle estudios, y todo eso hace difícil el trabajo, son problemas que hacen difícil que el funcionario pueda demostrar en su cara una sonrisa.

ND: Unas palabras a los lectores de Nueva Democracia.
DF: Un saludo muy fraterno a los editores de este periódico y quiero aprovechar esta instancia para decirle a la comunidad entera del país que traten de entender nuestra movilización, nosotros no nos movilizamos porque no queramos trabajar, al contrario, nosotros queremos atenderlos, y queremos atenderlos con una sonrisa, queremos atenderlos bien, pero eso también depende de cómo sean las condiciones en nuestros lugares de trabajo. Para eso, para mejorar las condiciones, necesitamos el apoyo de la comunidad. Los trabajadores de la salud somos iguales a la mayoría de los chilenos, somos chilenos, somos personas que necesitamos y nos merecemos ser tratados como personas. Eso es lo que pedimos.