Make your own free website on Tripod.com

Huelga legal de más de 800
trabajadores de Easy

El día martes 8 de mayo del 2007 fue el día en que más de 800 trabajadores de las tiendas Easy comenzaron una huelga por mejoras en sus condiciones laborales y un aumento en sus salarios. Todo esto enmarcado en la negociación colectiva que el joven sindicato de tan sólo 8 meses de existencia, sostenían con el multimillonario empresario Horst Paullman.

Las empresas Cencosud, entre las que se encuentran Supermercados Jumbo, Santa Isabel, Montecarlo, Las Brisas, las cadenas Easy y Almacenes Paris se ubica en el lugar número 38 de las empresas más rentables de América Latina, materializando ventas por más de 3,5 billones de pesos (algo así como tres millones de millones de pesos) según un estudio realizado en Abril del 2007 por “Revista Gestión”. No obstante, los trabajadores de Easy saben bien que todas esas ganancias no hubiesen sido posible sin su trabajo y la explotación que a diario viven en sus vidas. En efecto, dentro del actual sistema capitalista de producción, la forma de producir es social y todos participamos en la producción social del trabajo, sin embargo, la forma de apropiación de ese trabajo es individual, es decir, sólo un puñado de personas (los explotadores más poderosos) se quedan con la mayor parte de las ganancias que todos producimos. A este respecto un trabajador comentaba que para Paullman los trabajadores somos “colaboradores”, que todos somos “parte de una familia”, sin embargo él se daba cuenta que al momento de repartirse la torta no somos más que hijos no reconocidos dentro de la “familia Paullman”, pues no recibimos nada de esas riquezas y todo va a parar a manos del patrón.

El caso de Easy nos muestra además otro hecho objetivo dentro de la actual etapa del desarrollo capitalista: la tendencia a la concentración y el monopolio. Los mismos trabajadores han vivido en carne propia el proceso de esta acumulación y han visto como las más grandes cadenas de supermercados, almacenes y ferreterías han sido absorbidas por un solo dueño: Horst Paullman. Los almacenes de barrio, las pequeñas ferreterías y las pequeñas tiendas de vestuario y electrodomésticos ya no pueden competir con estos gigantes, teniendo que cerrar sus puertas para emplearse como asalariados incluso dentro de estos grandes monopolios. Las capas medias de la sociedad van desapareciendo y la Gran Burguesía se va convirtiendo en cada vez más grande y las capas más pobres se van haciendo cada vez más numerosas. Es por esto que las revoluciones existen y existirán a pesar de nuestra voluntad y “dondequiera que exista una convulsión revolucionaria debe haber una necesidad social de fondo que las instituciones viciadas impiden satisfacer” solía decir Marx.

Punto aparte merece el hecho de que el Estado chileno, fiel representantes de los intereses de la Gran Burguesía y del imperialismo, diera la nacionalidad por gracia a este empresario alemán. Así “como el dueño de la luna es chileno, como el pisco es chileno, como el manicero es chileno, el explotador por gracia también es chileno” decía uno de los lienzos fabricados por los propios trabajadores.

EL SINDICATO DE EASY EN TEMUCO
Mayo de 2007


El sindicato de los trabajadores de Easy Temuco tiene menos de un año de vida y ya ha impulsado una huelga legal. Está conformado por alrededor de 172 trabajadores de un total de 225 personas que se encuentran empleadas en la tienda, esto quiere decir, representan las tres cuartas partes de los trabajadores del local de Temuco. Los trabajadores iniciaron su huelga legal el día 08 de mayo. Demandaron un aumento del sueldo a unos $150 mil, mejoras en las condiciones laborales y vacaciones para los empleados part-time y guardería.

El frío y la lluvia no debilitaron su moral. Por medio de marchas, ollas comunes y otras actividades, buscaron el apoyo y la solidaridad de las masas. Los huelguistas sabían que la unión de los trabajadores es la única arma útil que fortalece al sindicato, y que ésta permitirá avanzar en sus demandas en contra de la patronal.

La huelga de Easy, pese a ser un sindicato nuevo y con poca experiencia, demostró organización y preparación frente a los problemas prácticos, como sostener a las familias los días sin pago desarrollando colectas, ollas comunes y, por último, la entrega de una bolsa con alimentos para cada socio del sindicato. Frente a la huelga, la empresa respondió con guardias, reemplazo de huelguistas, e incluso, llegó a sellar una llave de agua que utilizaban los trabajadores en la realización de las ollas comunes.

Esta huelga fue una respuesta al abuso que viven a diario en manos del multimillonario Horst Paulmann, destacado representante de la burguesía monopólica chilena.

En el desarrollo de su lucha se enfrentaron al silencio cómplice de los medios de comunicación, como el Diario Austral de Temuco y Radio La Araucana, ambos voceros del gran empresariado de Temuco, que sistemáticamente pasan por alto las movilizaciones y denuncias de los trabajadores.

El contenido de esta huelga es económico y aún aislada, es sólo una lucha contra las nefastas consecuencias del régimen de abuso y explotación capitalista. Sus logros, por tanto, son transitorios. Mientras las huelgas se mantengan en el marco exclusivamente económico, los asalariados no podrán asegurar ninguna de sus conquistas. Sólo en la medida que su lucha llegue a desarrollar huelgas políticas, una lucha política conciente por la conquista y defensa revolucionaria del poder, se estará atacando las causas de los bajos sueldos y malas condiciones laborales.

¡Saludamos la lucha de los trabajadores de Easy Temuco!
¡A preparar la conquista del Poder!